EA y Respawn Entertainment organizaron una sesión práctica sobre el próximo título. Y Stig Asmussen aludió a lo que se puede esperar de la última historia de esta galaxia muy, muy lejana.

Convertirse en Jedi es un sueño común compartido por muchos fanáticos de Star Wars, pero el precio de tal poder es muy alto.

¿De que va la historia?

En la próxima entrega de Star Wars: Jedi Fallen Order de EA y Respawn Entertainment, el peso y las exigencias de convertirse en un maestro de la Fuerza que empuñe sable de luz es el objetivo principal. Examinado a través de la historia de Cal Kestis (Cameron Monaghan), un padawan que huye de los siniestros inquisidores del Imperio tras la Orden 66 del Emperador Palpatine, que obligó a los Jedi vivientes que quedaban a esconderse por toda la galaxia.

“Una de las cosas que es única es nuestro período de tiempo”, le dice el director del juego Stig Asmussen a The Hollywood Reporter. “Cal está siendo cazado. Ha sido elegido como brujo y la gente no se anda con rodeos. Queremos que el jugador esté al límite, que sienta que necesita contraatacar. Es una historia real de David contra Goliat”.

Respawn y EA organizaron una demostración práctica del próximo juego esta semana en Anaheim, permitiendo a los medios invitados jugar a través de una sección del juego. A bordo del Mantis, una nave con alas afiladas como cuchillos, Cal se encuentra con Greez Dritus, un pequeño alienígena verde con calvicie de patrón masculino y una naturaleza de “no sé nada de esto” expresada por Daniel Roebuck, y Cere Junda, un caballero Jedi que vive en el exilio con un conocimiento íntimo de lo peligrosos y malvados que son los inquisidores (y sus siniestras hermanas), expresados por Debra Wilson.

Star Wars a menudo salta entre múltiples personajes. Desde el principio, sabíamos que queríamos contar una historia sobre este padawan que básicamente ha sido considerado un enemigo del estado, y vamos a mantener esa historia con el jugador todo el tiempo”, dice Asmussen.

¡Podremos elegir el destino de Cal Kestis!

Después de una breve escena en el casco de la nave, Cal y su compañero droide, BD-1, se dirigen a un holomapa cercano, y el jugador tiene la oportunidad de elegir el siguiente destino. Cal puede elegir entre Zeffo, una nueva creación ideada por Respawn, o Dathomir, un cuerpo celeste canónico introducido en la serie animada The Clone Wars. Los aficionados reconocerán que este último es un lugar bastante desordenado. Asmussen advierte a la multitud que no debe viajar allí. La mayoría escucha, otros no. Las blasfemias silenciadas abundan de aquellos que no son lo suficientemente sabios como para escuchar las palabras de precaución.

En el caso de Zeffo, aún queda un reto por delante, pero el de bajo nivel Cal está mucho más preparado para afrontarlo. Los mundos de Fallen Order se presentan al estilo de Metroidvania (un subgénero de juegos de aventuras de acción en los que los jugadores exploran un mapa y, al hacerlo, abren zonas que antes eran inaccesibles). Con Cal y BD-1 explorando ramificaciones y zonas ocultas para descubrir mejoras, rompecabezas, nuevos enemigos y puntos esenciales de la trama a medida que avanzan. Lo que es inmediatamente evidente es lo grande que es el mapa en sí mismo (durante un recorrido de casi tres horas descubrí aproximadamente el 30 por ciento de lo que Zeffo tenía para ofrecer).

¿Qué tan grande es el juego? Asmussen no será específico, sino que optará por una respuesta de una sola palabra: “Grande”.

¿Como sera el control de combate?

Al igual que en la anterior demostración mostrada a puerta cerrada en la convención de este año del E3. Los controles de combate en Fallen Order son impresionantemente profundos. La variedad de enemigos con los que se encuentra Cal es enorme, desde varios rangos de tropas de asalto hasta una fauna local cada vez más siniestra, pasando por los titánicos guardianes de una antigua tumba que parecen estar luchando contra el Thor de Marvel. Cada clase enemiga requiere un cierto conjunto de movimientos, esquivas y paradas para derribar. Algunos son simples: desviar un láser de vuelta a un soldado de asalto que no está bien equipado. Otros son más difíciles: un AT-ST con un arsenal completo de explosivos.

Afortunadamente, las habilidades y el equipo de Cal pueden mejorarse, dándole acceso a mayores poderes que le ayudan a derribar a enemigos más fuertes. Tampoco está solo. El BD-1 no es un acompañante. El droide, al que Asmussen se refiere como un “perro de caza”, es un compañero firme. Que proporciona pistas, información útil e incluso luz en los lugares oscuros del mundo (o de los mundos, por así decirlo).

Los rompecabezas también son una gran parte de la experiencia. Y los fans de Zelda reconocerán una fórmula familiar de aventurarse en lo profundo de una “mazmorra”. Encontrándose con enemigos peligrosos y resolviendo un complicado acertijo basado en la física para abrir la siguiente área de bifurcación utilizando una habilidad recién descubierta. Desafiante pero no frustrante, Respawn camina por una fina línea con las ruinas de Zeffo y presenta una atractiva experiencia que eclipsa incluso el combate estelar.

“Puedes esperar ver más de eso en el juego”, dice Asmussen sobre los rompecabezas.

¿Que otros juegos inspiraron a Jedi Fallen Order?

“Hay toneladas de inspiración de muchas fuentes diferentes. Mi formación es la serie God of War, y algunos de los pilares que teníamos en ese juego eran el combate, la exploración y los rompecabezas, y realmente no tendría sentido alejarse de lo que es la experiencia”, dice. “También es una gran manera de experimentar a un Jedi, de ir a un viejo templo. Funcionó muy bien con este juego”.

Siendo una demo, por supuesto, el tiempo que tuvieron los afortunados de probar el juego fue breve, pero Respawn también mostró un segmento de mucho más tarde en el juego. Enfrentándose a un gran inquisidor conocido como la Novena Hermana, Cal tiene mucho trabajo por delante, una verdadera prueba de su incipiente destreza Jedi. La lucha del jefe es larga y se desarrolla en varios segmentos intercalados con momentos cinematográficos que revelan los detalles de la trama y muestran las impresionantes hazañas del ballet de sable láser.

Star Wars: Jedi Fallen Order se lanza el 15 de noviembre en Xbox One, PlayStation 4 y PC.

Esto es todo por ahora, un saludo y que la Fuerza los acompañe… ¡Siempre!

Fuente: The Hollywood Reporter

 

 

Deja un comentario