AVISO: Este artículo contiene SPOILERS de Han Solo: una historia de Star Wars.

El universo de ficción ideado por George Lucas y ampliado por centenares de creadores más es inmenso. Ni deja de crecer ni tiene pinta de que vaya a hacerlo pronto. Es una ficción con tanto potencial que en los años ochenta hubo que inventar lo que hoy conocemos como el Universo Expandido (UE) para poder explorarla sin límites.

Las películas de esta franquicia son, como todos sabemos, un fenómeno de masas, y siempre lo han sido, pese a las opiniones tan dispares que tienden a despertar (especialmente las dos últimas trilogías). Sin embargo, el público sigue convirtiendo los estrenos en todo un evento y cada entrega en una película exitosa. A la gente le gusta Star Wars, de eso no hay duda. Pero las cosas pueden gustar en medidas diferentes. Una persona puede disfrutar de las películas de Star Wars lo suficiente como para querer comprárselas en DVD y estar pendiente de su estreno en los cines sin que eso implique que vaya a leerse todos los cómics, por ejemplo. Es posible que su interés se detenga antes de cruzar el umbral que nos lleva al Universo Expandido, a lo que hay más allá de las películas, a todo lo que subyace y se esconde detrás de la historia principal que todos conocemos.

Como producto, la franquicia de Star Wars tiene tres dinámicas y tres frentes: la de las películas, la de los juguetes, merchandising y demás, y la del Universo Expandido (cómics, videojuegos, novelas, etc.). Las que nos importan son la primera y la última porque son las que tienen poder para afectar al contenido y cambiar las historias encerradas en dicha ficción.

Todos los que consumimos productos pertenecientes al Universo Expandido hemos visto las películas. Pero no todos los que ven las películas se adentran en el UE. Esto es evidente, además de comprensible. Esa diferencia tan flagrante de públicos es la responsable de que en las películas rara vez se haga referencia a algo propio del UE. Existía una barrera prácticamente insalvable entre lo que nos contaban en las películas y lo que nos contaban en otros medios. Y es normal. Teniendo en cuenta que las películas tienen un público mucho mayor, es peligroso introducir elementos del UE porque corres el riesgo de que, para muchos, sea algo extraño, incomprensible, gratuito o forzado.

En más de una ocasión, me han preguntado si creo que habrá película de Ahsoka Tano, la padawan de Anakin Skywalker que nos presentaron en la película de las Guerras Clon y en la serie The Clone Wars. Mi respuesta siempre era la misma: no.

¿Como personaje que aparece de fondo que cualquier fan podría identificar por su caracterización? Sí, eso no supone nada. ¿Como personaje relevante con un rol significativo en la trama? Lamentablemente, no.

No habrá película de Ahsoka Tano, ni saldrá como un personaje relevante en ninguno de los nuevos filmes por la sencilla razón de que el público mainstream, el que no sepa nada de The Clone Wars, no lo aceptará. ¿Os imagináis a Ahsoka en la gran pantalla diciendo que fue la padawan de Anakin? La gente que no haya visto la serie de animación fruncirá el ceño y torcerá la comisura de los labios, sin entender cómo es posible que Anakin tuviera una padawan y se estén enterando ahora. «Pero, ¿a Anakin no le negaron el rango de Maestro? ¿Cómo puede ser que tuviera una aprendiz? No tiene sentido, esto me ha sacado de la historia». Oiríamos ese tipo de comentarios, por descontado. Claro, una persona que esté mínimamente puesta en el Universo Expandido sabe quién es Ahsoka y sabe que lo que hace falta para tener un padawan es ser Caballero Jedi y ya está. En Lucasfilm no querían arriesgarse a crear ese conflicto en el público, por lo tanto respetaban esa barrera mencionada previamente. Ese muro entre el Universo Expandido y las películas.

Hablo de esto en pasado porque la película de Han Solo se cargó dicha limitación. Han Solo es la película que ha unido de forma irremediable los filmes con el UE. Concretamente con la serie The Clone Wars. Antes, esta serie era importante: ahora, desde un punto de vista narrativo, es imprescindible. Y sí, estamos hablando de la aparición estelar de Darth Maul. ¿Qué pensó la gente en el cine al ver que Darth Maul estaba vivo después de haberle visto morir en La Amenaza Fantasma? Quizá muchos ni se dieran cuenta de que era él. Tal vez ni se acordaran. Pero otros sí debieron hacerlo. Casi veinte años asumiendo que estaba muerto y de repente ahí está.

Pongamos un ejemplo claro:

Imaginemos a un niño de diez años que decide ver Star Wars por primera vez en su vida, así que hace una maratón y se decanta por el orden argumental. Primero verá el Episodio I, luego el II, después el III y a continuación verá Han Solo, como corresponde si nos ceñimos a la cronología de la historia. Pongamos que lo hace todo en un mismo día. Hace unas horas ha visto morir a Darth Maul. Obi-Wan le ha partido en dos.

Ahora, ese niño lo está viendo en Han Solo. Lo está viendo vivo, sabe que es él porque reconoce su sable y reconoce las marcas de su cara. Es él, no hay duda.

¿Cómo es posible? Aquí ha pasado algo. El niño mira las carátulas de los DVDs preguntándose si se ha equivocado en el orden, si le falta alguna… Pero no. ¿Entonces? Este chaval no quiere continuar la maratón hasta resolver esta duda. En internet descubrirá que, para comprender bien qué pasa con este personaje, tendrá que ver una serie animada llamada The Clone Wars porque es ahí donde se explica.

Darth Maul no es un personaje originario del Universo Expandido, pero una parte fundamental de su historia se desarrolla en una serie que pertenece al UE. No podemos seguir el arco de este personaje sin recurrir a ella. Eso, algo aparentemente tan simple y superfluo, es clave.

Basándonos únicamente en las películas, Lucasfilm se ha atrevido a revivir de la nada a un personaje cuya muerte todos recordamos por lo icónica que fue. Duel of fates contribuyó a ello, por supuesto.

El riesgo era enorme. ¿Revivir a un personaje sin explicación alguna? Es un poco mediocre y es lo que iba a parecerle al grueso de la audiencia. Pues decidieron correr ese riesgo.

Yo fui a ver la película el día del estreno y fui una de las pocas personas en la sala, si no la única, que sabía por qué estaba vivo. Al salir oí a un par de chicos hablando de esto, y no entendían qué hacía en la película. «¿No había muerto en Naboo?» Pues no. No murió en Naboo. ¿Por qué yo lo sabía y ellos no? Porque yo he visto The Clone Wars, y eso me evitó tener dudas relacionadas con la trama.

Ahora, cuando me preguntan si Ahsoka saldrá en alguna película, contesto que no lo sé. Porque esa es la verdad, no lo sé. Ni me atrevo a afirmarlo ni a negarlo, como hacía antes. Porque ese muro entre las películas y el Universo Expandido ya no existe.

Si se han atrevido a cruzar ese límite ahora, ¿qué nos garantiza que no volverán a hacerlo en el futuro? La supervivencia de Darth Maul no es la única referencia al UE de esta película. Hay muchos otros detalles, aunque menos significativos, claro está. Y nada es casual. El cine es un artificio y, especialmente en el comercial, todo se piensa, todo se calcula, todo se medita y todo se decide. Nada se deja al azar. ¿Qué intenciones hubo detrás de todos esos guiños, detrás del rescate de ese personaje que muchos creían muerto? Es pronto para saberlo. Si quieren explorar el UE, si quieren hacer que los dos universos confluyan para enriquecer las películas y ampliar sus horizontes, las posibilidades son infinitas y muy prometedoras.

Aunque es pronto para alegrarse sin reparos.

Han Solo es una película que funcionó en taquilla, no ha sido un fracaso ni mucho menos, PERO es cierto que para tratarse de una entrega de Star Wars, los números dejan un poco que desear. Yo espero que la directiva no asocie ese pinchazo con las apuestas narrativas y eso les haga recular. Sería un error. Han Solo ha sido injustamente tratada por buena parte del público que acabó decepcionada con Los Últimos Jedi, y este segundo spin off merecía más que eso.

Me atrevo a afirmar que, de la nueva era y sin que sea mi favorita, es la película más valiente y poderosa de todas.

5 Comentarios

  1. Muy buen articulo. Yo si he visto The Clone Wars y no dejó de sorprenderme. Me hizo pensar en si habrá “secuela” o quizas mas UE que nos permita saber que pasa entre Qi’ra y Maul. Antes de verla estaba convencido que Qi’ra moriria en ella.
    Por otro lado ¿Que mas guiños al UE hay? Seguro que no me enteré ni de la mitad.

  2. Excelente artículo y argumentos muy bien expuestos, lamentablemente tiene un error de base: Clone wars no es “universo expandido”, es parte de la narrativa “oficial” (ODIO eso de decir “canon”). De hecho, George Lucas estuvo directamente implicado en su desarrollo y en sus guiones. Quien no quiera verla, pues vale, pero se está perdiendo historias muy buenas y plenamente insertadas en el universo Star wars.
    Y además, la serie mejora sustancialmente el personaje de Anakin con respecto a las películas.

    Lo mismo que Rebels también es oficial: en Rogue One salía Chopper y se mencionaba a la “General Syndulla”.

    Otra cosa son los libros, comics, etc, que crean historias con mayor o menor acierto: eso sí es universo expandido o “leyendas”, como le llaman ahora.

  3. Muy buen artículo. Han solo es mi película favorita desde la compra de Disney. Me sorprendió mucho que aparezca en la película. Era cronológicamente posible pero no me lo esperaba para nada.

    En cuanto a la gente que se no se haya visto The Clone Wars quiero decir una cosa. Mis padres se vieron todas las películas, tanto en el cine como puestas por mí en casa. Cuando vieron a Maul en Han solo yo creía que me iban a decir, “pero este no estaba muerto?”.
    Pero no fue así. Lo aceptaron sin más. Así que abra un grupo de gente que de por sentado que en el universo expandido pasan “cosas” que luego las ven reflejadas en el cine y que ellos no entienden.

    Yo creo que no pasa nada por meter a personajes del UE en las películas. Star Wars es muy grande y en mi opinión se pueden permitirlo.

Deja un comentario