¿Por qué la Resistencia conocía Crait? | Curiosidades de ‘The Last Jedi’

Como puede ser entendible, cada película de Star Wars está llena de detalles que pasan desapercibidos a primera vista. O incluso da lugar a momentos y localizaciones de cuyo conocimiento no se relata nada en la propia película. Esto suele suceder debido a que algunos pormenores se consideran irrelevantes en el desarrollo de la trama, y son por esa misma razón un conocimiento superfluo para entender el argumento. Por lo que no se da respuesta a éste tipo de incógnitas.

Como la que sería, en este caso, el planeta de Crait y el por qué la Resistencia conocía de su ubicación en la película de Los Últimos Jedi. ¿Había sido realmente una base rebelde en algún momento? ¿Era Leia la única que conocía de la existencia del planeta? ¿Choca la información de la película con las historia que nos han contado a posteriori acerca del planeta en cuestión?

Los fans del universo de Star Wars, al igual que en otros universos, nos hemos vuelto mucho más exigentes que los fans de antaño. Esto no es ninguna sorpresa, pues éste universo ha crecido de forma desmesurada en comparación con sus inicios. Además, la era de las tecnologías nos ha acercado la información a nivel de usuario a un tope con el cual no podríamos siquiera haber imaginado años atrás.

Las Tormentas de Crait

Las Tormentas de Crait fue un cómic que se publicó en el año 2017 pero que no logró publicarse en España concretamente hasta octubre del año 2019.

La historia no llegó más allá de un único tomo de cómic. Un poco más grande que el común grapas, pero no mucho más extenso.También salió con la numerología 001, lo que parecía indicar la posibilidad de futuras continuaciones pero las cuales, sin embargo, no han visto la luz a día de hoy.

Fugaz, ameno y complementario, la historia de este cómic ahondará en la llegada al planeta en cuestión y en los sucesos que transcurrieron durante su viaje.

Si tienes interés en leer esta historia por tí mismo, te aconsejaría que dejases de leer este artículo puesto que en él encontrarás, efectivamente, spoilers acerca del cómic en cuestión.

Contexto y comienzo

Nos encontramos en un contexto que tiene lugar poco después de la destrucción de la Primera Estrella de la Muerte. Los Rebeldes, tras la huída de Yavin, se ven en la obligación de buscar un nuevo lugar para establecer su base de operaciones.

Leia se toma la búsqueda de esta nueva localización de forma muy personal, pero, inevitablemente, es difícil.

Reunidas ambas en Baraan-Fa, un planeta que aparecerá en el universo de Star Wars por primera vez en este cómic, Leia y Mon-Mothma debaten de manera prolongada acerca de distintos puntos posibles en la galaxia: Los humedales de Sabanash, la Luna de Ooloponi…

Sin embargo, el principal problema de todas las localizaciones que albergan una posibilidad tienen la contrapartida de poseer condiciones climatológicas poco favorables.

Hasta que Leia menciona el planeta en cuestión: Crait.

A pesar de que estiman que el planeta está muerto, Leia insiste a Mon-Mothma acerca de que le permita viajar con un escuadrón. Estratégicamente hablando, un planeta con tales condiciones no llamaría la atención del Imperio, pues poco podría sonsacar de él.

Para ello hay un contacto: Trusk. Un Q’itano. Un hombre que antaño fue amigo de su padre. Un sujeto que, claramente, está en el punto de mira y de clara desconfianza por parte de Mon-Mothma.

En esta primera parte de la historia, nos quedamos con una frase:

Tu padre (Bail Organa) solía quedarse con lo bueno de las personas.

 

Quedándonos claro que probablemente Trusk no sea precisamente una presencia grata para la Rebelión, Leia parte hacia Crait con Han, Luke, Chewie y Wedge.

Llegada a Crait

Una vez aterrizan, el tal Trusk recibirá al grupo con un pequeño contingente de droides. El Qi’tano tendrá la atención puesta en Leia en todo momento, con un trato cordial y caluroso unido a unas respetuosas condolencias por lo acontecido en Alderaan y, con ello, a su padre.

El Qi’tano les hace un tour por la localización. Los protagonistas se mueven durante la travesía por el planeta en unos deslizadores similares a los que vimos en The Last Jedi.

Llanuras amplias y colosales, interiores mineros…

Todo con la mirada impertinente de Han, que, más que desconfiar de la actitud de Trusk, parece mostrar una actitud cargada de celos.

Entre tanto, Luke y Wedge se quedan en el exterior y descubren unos gusanos de tamaño considerable que emergen de la tierra. No excesivamente peligrosos, pero sí un tanto molestos. Eso genera curiosidad en Luke, ya que implicaría que el planeta alberga vida y agua en su interior, estando con ello capacitado con túneles de insectos y depósitos de agua.

Esto le lleva a evaluar con algunos aparatos medioambientales la zona en cuestión, tal y como hacía cuando era granjero en Tatooine. Sin embargo, sus cálculos le hacen estimar que la vida en el planeta no durará más de dos ciclos.

Pero algo cambia cuando se disponen a volver tanto él como Wedge después de investigar la zona: Encuentran un grupo de hombres muertos, en un estado reseco, blanquecino… ¿Tormentas de sal?

Corren para avisar a los demás, pero la cosa está aconteciendo de un modo diferente con el otro grupo.

La traición

Leia y Trusk se encuentran de cháchara con un vino, con la inquisitoria mirada de Han a unos metros de distancia. Leia intenta apelar a la amistad que existía entre Trusk y su padre con tal de conseguir lo que desea. Sin embargo, juega una carta con fuerza: le dice que sabe que él trabaja para el Imperio. Y que sabe que tiene una escuadra de soldados esperando una señal.

La princesa intenta llegar a los sentimientos de Trusk, tratando de buscar bondad en él pese a ello. Le propone que quizás el planeta no sirva de base, pero sí sus recursos, los cuales serían muy útiles para la Rebelión.

En este momento, el revuelo está asegurado: Han le incita a que huyan al oírla hablar de que el Imperio está en Crait, Luke llega avisando de tormentas de sal que pueden ser mortales, un escuadrón Imperial aparece en escena… La acción da comienzo en varios frentes.

Luke y Wedge se encargaran de los Imperiales, los cuales son representados como un escuadrón llamado Escuadrón Cicatriz.

Mientras tanto, Trusk apunta a Han y Leia con un carácter dubitativo.

Con las artimañas que le representan, Han intentará hacer el amago de disparar a Trusk, llevándose él mismo un disparo, pero dando la oportunidad a Leia de sí disparar al susodicho. Wedge y Luke volverán una vez hayan arrasado con el escuadrón ayudándose con los deslizadores, y todos se marcharán en el Halcón en escasos instantes.

Resultaba que Trusk, el Qi’rano, había manipulado los informes medioambientales de Crait, razón por la cual la princesa Leia pensaba que Crait sí sería una buena opción. Pero Trusk había sido tentado a una cuantiosa suma por parte del Imperio si conseguía que los Rebeldes se asentasen en Crait.

Todo queda ahí, con unos héroes de regreso con el Halcón y un planeta salado perdiéndose en la lejanía. Un planeta que Leia no volvería a ver hasta treinta años más tarde.

¿Un error en el cómic?

Tal y como transcurre el cómic, todo apunta a que Crait sólo fue un planeta que se tanteó en un momento determinado y con el que no se pudo contar definitivamente. Sin embargo, en la película Los Últimos Jedi, dicen claramente que fue un lugar que la Rebelión usó como base, por lo que algo nos falla.

Podríamos plantearnos el hecho de que quizás no llegó a usarse pero Leia lo dice así al recordar su estructura interior: pasillos mineros, equipo de pantallas, radares y demás propio de la labor que allí se efectuaba…

O puede que el cómic no posea una información que esté completa. Uno de los tantos cómics grapas de los cuales no salen a la luz más de un par de números y nos dejan con historias a medio terminar. Quizás en la continuación de éste primer cómic, la Rebelión sí que terminaría por asentarse en Crait de cara al futuro.

Sin embargo, de momento no podemos saber si es un error de incoherencia entre la película y el cómic, si por el contrario no lo es pero el final de uno es confuso con la conclusión de la otra, o si todo esto se debe a, simple y llanamente, la falta de una continuación que de momento ha caído en el olvido. ¿Qué opináis?

Que la Fuerza os acompañe.

PequeClon
PequeClon
Enfrentarse al miedo es el destino de un jedi.

1 COMENTARIOS

  1. Respecto a lo que comentáis al final, si no recuerdo mal, en la novela de “Leia: Princesa de Alderaan” la princesa llega a Crait y es recibida por soldados rebeldes que la acompañan hasta su base. De ahí vendría el hecho de que la rebelión ya había estado en este planeta. Corregidme si me equivoco. Un saludo!

Deja un comentario