‘The Mandalorian’ y la tecnología del futuro

Con la segunda temporada a la vuelta de la esquina, los fans andan deseosos de saber qué nuevas van a traer consigo las historias (e introducción de personajes) que Favreau y compañía tienen listas para la siguiente tanda de episodios. 

Y es que la primera temporada causó un revuelo muy positivo entre los fans que, más exigentes que antaño en lo que al fandom se refiere, parecían no unirse a una con el nuevo trabajo que está viendo la luz por parte del universo de Star Wars en la actualidad más reciente. 

Sin embargo el efecto de The Mandalorian parece haber unido ligeramente el fandom, y es que la serie de éste pistolero y su pequeño cachorro tuvo un boom que sorprendió incluso a los propios directores. Y no es para menos; The Mandalorian ha sido muy cuidadosa con los detalles y con la originalidad de personajes. Pero aún resalta más un elemento muy novedoso que abre las puertas a un futuro muy prometedor en el cine: La tecnología. 

Inmersión y actualidad

Una tecnología inmersiva, actual, empleada en la generación de escenarios y localizaciones diversas para facilitar el rodaje y para evitar la movilización del elenco de actores y demás trabajadores, permitiéndoles un todo a una in situ.

Kristin Baver habló en la página oficial de Star Wars de la tecnología usada al detalle en este formato de serie live-action. Para más información de ésta escritora y periodista, incluído su artículo, podéis hacer click en el siguiente enlace. 

Artículo de Kristin Baver

La tecnología usada para la serie ha sido calificada, por palabras del propio Favreau como una tecnología…

Que está cambiando la forma en la que conocemos los efectos visuales de cámara y con ello, el futuro del cine

Desde el comienzo

La serie comienza con el protagonista en un planeta helado. Casi que parecen reales los fondos fríos y las ráfagas de viento que mueven las ropas y capas de Mando, dirigiéndose a su presa. Con esta primera presentación, pudimos sentir por primera vez el efecto de pantalla LED y su empleo en el rodaje. 

La cosa no quedaría ahí, pues los efectos de CG y de ambiente no son algo añadido a posteriori, sino que todo se realiza a tiempo real. Las formas de rodaje deberán de adaptarse a esta nueva era.

Y es que hemos de tener en cuenta de que no hablamos de un panel verde, tan recurrente en las últimas décadas. O un LED normal: Hablamos de un LED masivo. 

Jon Favreau añadió:

“Hemos estado experimentando con estas tecnologías en mis proyectos anteriores. Finalmente pudimos reunir a un grupo con diferentes perspectivas para sinergizar los avances de la película y los juegos, y así probar los límites de esta grabación de cámara en tiempo real.”

El resultado final es sencillamente asombroso: Artistas e ingenieros son una parte indispensable para completar todas las piezas necesarias que darán lugar al producto definitivo. 

La tecnología es técnicamente la misma de las pantallas LED que pueden verse en Times Squeare, y se pretendía con ello filmar en un escenario pequeño, con decorado que permitiera cambiar de un lugar a otro con facilidad. Esto reduce un coste sustancial de movilidad, con los riesgos y tiempo que ello conlleva de igual modo. 

A esta puesta en escena, este tipo de pantallas, escenarios y conjunto en general, se le conoce con el nombre de StageCraft

La unión prometía desde un primer momento: Jon Favreau, como productor. Dave Filoni, como productor ejecutivo. Y todo ello con el acompañamiento y experiencia de Greig Fraser. Se unirían con ILM, Epic Games (fabricantes de Unreal Engine) y socios de tecnología de producción tales como: Golem Creations, Fuse, Lux Machina, Profile Studios, NVIDIA y ARRI… 

Tal combinación y mezcla dio este logro innovador. Siempre sin olvidar que ILM fue pionera en el trato de material virtual, por supuesto. 

La presidenta de Lucasfilm, Khatleen Kennedy, quedó maravillada y apoyó al equipo en su tarea. Favreau quería probar cosas nuevas y reunió, indudablemente, mentes brillantes para que esto sucediera.

Apasionados por la saga, Favreau, Bluff y más.

Favreau ya venía con camino recorrido, y cuando The Mandalorian comenzó bajo su palma, él ya tenía la experiencia de proyectos del estilo de El Libro de la Selva o de El Rey Leon. En todas ellas ya había empleado tecnología y métodos novedosos para contar historias como nunca antes. Además, Favreau se encontraba bajo la premisa de un publico exigente: Los fans de Star Wars. 

Los fans buscaban algo auténtico, pero cada fan buscaba su propia autenticidad. Así que hubo algo que sí se propuso y fue claro: Quería que apareciera lo que apareciese, fuera realista. 

“Una de las cosas que queríamos hacer es alejarnos de las pantallas verdes. Necesitábamos una innovación que pudiera superar los límites conocidos y proporcionar soluciones para la producción.” Añadió el técnico Richard Bluff

John Favreau y Richard Bluff en el set

 

 

 

Richard Bluff es un fanático de Star Wars. Descubrió la saga siendo sólo un niño y al igual que muchos fans, se dejó cautivar por esta galaxia tan, tan lejana. 

“Me enamoré de Star Wars cuando era niño. Miraba las películas una y otra vez y me recostaba frente al televisor dibujando personajes. Deseaba desesperadamente entrar en cualquier tipo de entorno creativo, particularmente en el mundo del cine, a través del dibujo”.

Cuando Jurassic Park abrió nuevos caminos con una animación realista de gráficos por ordenador, Bluff vio su apertura. 

“Aproveché esa oportunidad con ambas manos”

Y es que tenía claro que la tecnología en el cine, sobre todo los avances con ordenador, serían el futuro. La saga que tanto amamos y nos acompaña, fue la base de muchos de los directores, técnicos y especialistas que han sido capaces de dar un paso evolutivo en la producción de filmes y series, en la que se incluye The Mandalorian

Primeros pasos

Todo el equipo quedó maravillado la primera vez que colocaron imágenes de alta definición de desiertos reales y paisajes nevados, evocando a Tatooine y Hoth. El volumen se sintió tangible, a la vez que distante. 

“Cuando la cámara se mueve 10 pies, la montaña no se moverá. De modo que eso solo demostró una cosa, y es que si podemos poner imágenes fotorrealistas en la pantalla creeremos que el personaje está en ese entorno si cuidamos la iluminación.” 

Y efectivamente, así fue. En las gigantescas LED, imágenes fotorrealistas. En el entorno, un escenario convincente, equiparable a lo que vemos de fondo. ¿Y los personajes? Una iluminación adecuada, que dance con la que vemos en las pantallas. Cada pieza completa el puzzle.

Y es que las primeras pruebas llenó de alegría al elenco productivo: Todo parecía real, demasiado realSin embargo aún aguardaban cierto temor, ¿y si existían parpadeos o problemas técnicos durante los rodajes? Pero no se dieron. Todo se veía demasiado bien, una frase resonaba constantemente:

“Esto es el futuro”

El nacimiento de una nueva forma de trabajar, y es que ser pioneros en algo del estilo y que funcione tan bien, ha de ser una sensación satisfactoria para alguien que ama el cine.

Pantallas verdes: El enemigo del Beskar

Este método fue todo un adelanto que ha evitado problemas interminables en post producción, y es que el protagonista en cuestión, nuestro mandaloriano, habría reflejado con su armadura las pantallas azules o verdes si se hubiese tenido que dar su uso. Lo cual habría sido una fuente inagotable de problemas.

Bluff, acerca de esto, quiso añadir algo más:

“Envolver todo con pantallas verdes causa confusión. Tanto para los actores como para el equipo. Limita la espontaneidad y la creatividad que nacen sobre la marcha.”

Pero más allá del ahorro de tiempo y los costos de eliminar y reemplazar meticulosamente las pantallas verdes, StageCraft permite una mejor iluminación en el set. Su magia permite a los creadores producir efectos visuales de alta resolución en tiempo real.

“Este enfoque fue un cambio de juego para nosotros, no sólo al eliminar las pantallas verdes, sino al proporcionar a todos en el set una extensión de efectos visuales, que generalmente no se crea hasta semanas después de que se acabe el rodaje. En cambio, están ahí. Las personas podían interactuar con ellos y sumergirse: Tanto actores, como camarógrafos o directores de fotografía. Todos estaban parados en un desierto o en un bosque, o en algún hangar en alguna parte. No había necesidad de preguntas de: ¿a dónde voy? ¿Cuál es esta ubicación? ¿Cuán profundo es esto? ¿Qué altura tiene el techo?”

Con el equipo trabajando duro en la segunda temporada de The Mandalorian, Bluff dice que las lecciones de los primeros ocho capítulos de la innovadora serie han dejado al equipo con nuevas ideas para una mejor integración de la tecnología en el futuro. Han aprendido muchísimo en la primera temporada.

“Puedo decir que para la segunda temporada estamos yendo más allá de lo que hicimos con la primera tecnológicamente hablando.”

Nada de esto habría sido posible sin la visión de George Lucas y los logros inspiradores de Industrial Light & Magic, y otros magos de efectos visuales que continuaron luchando por obtener efectos más realistas y auténticos desde los días del stop-motion y la pintura. Sólo nos queda aguardar a la segunda temporada y ver con qué nos sorprenden, más si cabe, en lo que a adelantos y maravillas de la tecnología se refiere.

Si el tema os gusta y queréis saber más, recordad que en Disney + se han ido subiendo, probablemente a falta de más, episodios de detrás de las cámaras de The Mandalorian y más material que habla detalladamente de todo este tipo de detalles que envuelven la creación de esta maravillosa serie. 

Que la fuerza os acompañe.

PequeClon
PequeClon
Enfrentarse al miedo es el destino de un jedi.

Deja un comentario