Tres años ya que se han pasado volando. Para muchos de vosotros serán más de tres; para otros, menos. Y cada uno se tomará el juego a su manera y lo jugará a su modo. Muchos habréis hecho amigos en la comunidad… y algunos también enemigos. Pero al final, no olvidéis lo que es el Galaxy of Heroes y su finalidad: un juego con el propósito de entretenernos.

Aquí viene el respondón de turno diciendo “un robo es lo que es”. De esto, de cómo ha evolucionado el juego y de lo que podemos esperar de él es sobre lo que quiero reflexionar hoy.

El pasado y el presente: la dedicación al juego, una constante

Por mucho que nos quejemos del mucho tiempo que requiere este juego, en realidad, es nuestra soberbia la que lo requiere. Nadie nos obliga a jugar todos los eventos o raids todos los días. Nadie nos obliga a acabar top 100 o top 50 o top 20 y, ni mucho menos, primeros de nuestras arenas cada día. Ni cada semana. Ni a tener una bonita línea plana en nuestras gráficas de rankings en swgoh.gg. Es nuestra soberbia y nuestro afán de demostrar que valemos tanto o más que nuestros compañeros —o rivales— de arenas, de gremio o de la comunidad lo que realmente consume nuestro tiempo y energía.

Durante el primer año de juego, había muchos menos personajes y las nuevas adiciones a la holomesa eran más espaciadas de lo que lo han sido en los dos últimos años. También había menos modos de juego. Parece que, con cada nuevo contenido añadido, debamos dedicarle más y más tiempo. ¿Acaso hemos olvidado ya aquellas épocas de interminables Guerras Galácticas? Algunos habrán olvidado hasta qué son: unas batallas muy útiles para avanzar en las misiones 😉. ¿Y cuándo, si queríamos publicar tu 5% (o algo más), en el AAT Heroico a veces teníamos que reintentar una y otra vez? ¿Y aquellas arenas —¡solo de personajes!— a las que teníamos que dedicar 2 horas al día? ¿Y los Rancor que podíamos solear, pero nos llevaba más de una hora?

Sí, han añadido mucho contenido al juego y más está por venir. Pero los modos más antiguos han evolucionado y ya apenas les dedicamos tiempo: el Rancor, las Guerras Galácticas y muchos eventos se pueden simular; el HAAT se puede hacer casi en automático, al igual que muchas fases del Triunvirato; en las arenas muchísimos jugadores han dejado el juego o se han cambiado la zona horaria y las horas de cobro ya no están tan saturadas —y muchos disfrutan de las “alianzas” de arena—; incluso las Batallas territoriales de Hoth muchos las podemos hacer completamente en automático y algunos nos permitimos el lujo de participar solo en los combates de las misiones especiales y no hacer nada más durante la semana.

Pronto llegarán los nuevos mapas de Batallas territoriales en Geonosis y los torneos de la Gran Arena que nos incitarán a dedicar de nuevo más tiempo al juego. Y otros modos se verán relegados a un segundo plano. Es el ciclo del juego. Y el problema de este ciclo no son las novedades. No son los nuevos modos y ni siquiera los nuevos personajes con sus respectivos nuevos eventos. El problema es el aburrimiento. Porque las novedades no son novedosas. Porque al final llevamos tres años —o tres y medio, o dos, o uno… lo que cada uno lleve— haciendo lo mismo, jugando a lo mismo, una y otra vez durante todas las horas que dedicamos al juego. Porque al final, cuando nos instalamos el juego lo primero que hicimos fueron aquellas batallas del lado luminoso y oscuro: un escuadrón contra un grupo de enemigos. Igual que en las arenas. Igual que en la Guerra Galáctica. Igual que en las naves. Y que en las Batallas y las Guerras territoriales. Casi igual que en los raids. Los eventos, los modos de juego, los retos no son diferentes, solo más difíciles.

Ni siquiera la entrada de personajes supone una sorpresa. Nos hemos pasado alrededor de dos años sabiendo que, cada dos semanas, llegaría al juego un nuevo personaje destacado —oh, sí, a veces más de uno, qué locura—, que todos obtendríamos y que completaríamos a los tres meses cuando fuese por fin «farmeable». Algún evento legendario por aquí, algún otro en formato de periplo… ¿Quién no recuerda aquella primera vez con el Periplo del héroe de Luke? Eso sí fue sorprendente. Después de eso… todos parecen iguales. Han perdido la capacidad de maravillarnos.

La variedad en los personajes es más de lo mismo. Fue hasta gracioso cuando llegaron tantos Han Solo seguidos. Pero realmente Capital Games tiene un problema con flujo de personajes. Aquellas críticas del inicio porque las facciones no funcionaban bien entre sí y personajes tan diferentes funcionaban tan bien juntos se las han tomado demasiado en serio. Por supuesto que es genial que las facciones combinen de manera eficiente, pero también lo eran aquellos mix de equipos que además daban la oportunidad de jugar —y combatir— equipos diferentes en lugar del mismo meta una y otra vez. Además, parece que cuando se obsesionan con un tema solo nos bombardean con el mismo hasta que acabamos hartos. Por ejemplo, hacia marzo de 2017 nos sorprendieron con la inclusión de Nihilus, la Asesina Sith y el Soldado Sith. Estuvo bien. Pero luego, empezando en febrero de 2018 y durante 14 meses añadieron, si no cuento mal, 19 personajes relacionados con la época de la Antigua República. Me han hecho olvidarme de cuando la gente se quejaba por tener “otro Rebelde más” en el juego. Con lo fácil que era guardarse la baza de Darth Revan para el futuro y volver a entusiasmarnos con pedazo de personaje, decidme cuántos de vosotros alucinasteis de alegría con su llegada y cuántos os limitasteis a un “pfff… otro más”.

Ansiamos novedades y, tristemente, yo ya no creo que lleguen a este juego. Quizás, algún día, en un Galaxy of Heroes 2; pero mis esperanzas mejor las deposito en las series y películas que están por venir.

El negocio y el falso P2W

Y aquí es donde la mitad de vosotros me lincháis. Pero, al menos, dejad que me explique primero.

El Galaxy of Heroes no es pay-to-win, señores y señoras. ¡Sorpresa! Si un caso, es un pay-to-advance, y es que gastando dinero puedes conseguir avanzar más rápidamente que el resto, sí. Pero no hay ningún contenido que sea exclusivamente de pago (aunque a muchos os parezca que sí) y, sobre todo, siempre hay alternativas. En este juego siempre hay counters, equipos que te dan la oportunidad de derrotar al otro por mucho que este tenga el último personaje «maxeado». Sí que es cierto que, a veces, estos counters tardan un par de semanas en salir, a veces con ayuda de un rework, de un personaje nuevo o simplemente del ingenio de la gente.

Hubo un tiempo pasado, aquel en el que Rex y Sun Fac solo se podían conseguir por cristales, en los que no imagino a nadie pudiendo ganar a un equipo con esta combinación sin tener al menos uno de estos dos personajes. Eso fue muy al principio y, de alguna manera, todavía podías abrirte camino hasta el top. Ahora, ganamos recursos en todos los modos de juego que nos permiten comprar personajes, equipo, materiales de habilidad, mods para equiparles (al principio, ni siquiera existían los mods)… y hasta acumular cristales para luego gastarlos en algo más que recargas de energía.

Pero al final, Capital Games es una empresa y el Galaxy of Heroes un negocio. Y EA solo lo mantendrá funcionando mientras este sea rentable. Y eso no significa pagar unos gastos. Eso significa que han de pagar personal, infraestructuras, marketing, etc., y además seguir generando beneficios relevantes. Porque cuando estos beneficios se empiecen a reducir, también se reducirá la inversión en el juego, cayendo en una espiral que solo desembocará en el cierre del mismo.

Así que, cuando volváis a pensar “qué m***** de juego, solo es para «ballenas», es P2W y no puedo hacer nada sin dinero”, recordad que siempre hay una alternativa al equipo meta o al último personaje que han añadido en un evento de lo más frustrante con una dificultad ridícula y que apenas depende de nuestras habilidades o conocimiento sobre las mecánicas del juego. Solo tenéis que encontrarlo y explotarlo. Y a veces, renunciar al puesto 1 y conformaros con el 2.

Y si os cansáis o frustráis, si os pasáis más tiempo enfadados con el juego que disfrutándolo, a veces, un pequeño descanso ayuda a verlo con otra perspectiva y tomárselo menos en serio. Y a veces, simplemente eliminar vuestro perfil de swgoh.gg y dejar ir esa presión de la gráfica que podéis y el resto del mundo puede ver, también. “Miedo, ira, agresividad… el lado oscuro ellos son.”

¯\_(ツ)_/¯

8 COMENTARIOS

  1. Amén a lo dicho… Cada uno sabe el objetivo que tiene, yo no he gastado un céntimo y me divierto bastante con vosotros, mil gracias de verdad

  2. También firmo cada palabra escrita. Gran artículo y gran reflexión. Estoy de acuerdo en todo. Aún así me gustaría hacer solo un apunte: puede que antes hubiera quejas sobre la cantidad de personajes rebeldes e imperiales que iban apareciendo en el juego. Pero Star Wars va precisamente de eso, el Imperio y la Rebelión. Es su esencia y la clave de su éxito. Todo lo demás, todo lo que ha ido apareciendo con posterioridad, lo que nos gusta más y lo que nos gusta menos, algunas cosas que tienen un significado mayor o menor, solo existen para dar un contexto a la lucha entre imperiales y rebeldes. Esto ha sido, es, y será siempre así. La prueba más evidente es, desde que Disney cogió las riendas, el éxito que han supuesto entre la comunidad Rogue One y Rebels, y el “fracaso” de todo lo demás que han intentado. Siguen queriendo romper con eso y me temo que van a seguir estrellándose. Y aquí, en el SWGOH, tenemos el mismo problema: no es que estén sacando muchos personajes del KOTOR como antes pasó con los rebeldes, es que en SW existen 100 veces más personajes rebeldes e imperiales y la proporción de personajes del KOTOR que estamos teniendo en el juego es brutalmente desproporcionada. Ahora mismo nuestro juego es, a todas luces, una expansión del KOTOR, y para mucha gente que no lo vivió esto se está convirtiendo en algo insoportable, únicamente llevadero porque al ritmo que van, más pronto que tarde acabarán con todos los personajes posibles del dichoso juego y no les quedará más remedio que pasar a otra cosa.

  3. Bien dicho! La naturaleza lúdica es la que debe primar a la hora de tomar decisiones respecto al juego. Saludos y felicidades…

  4. Yo empecé a jugar prácticamente cuando salió pero con el tiempo me aburrió y lo dejé por unos cuantos meses en dos ocasiones, actualmente lo sigo jugando de tranquis y lo disfruto mucho.

    Recientemente me da pena ver a tanta gente dejando el juego o pensando en hacerlo, pero les entiendo, ojalá lo retomen con el tiempo porque a mí parecer tal y como está ahora es un gran juego.

  5. En general está bueno el artículo, pero no estoy de acuerdo con algo: ¿hay alternativas a los meta? Sí, pero también son metas, desde que salieron Nihilus y compañía, el juego se convirtió en correr tras los meta porque los counter también son meta. Vamos, gente, uds lo conocen mejor que nosotros al juego, dejen de ser tan funcionales a EA y Disney. Dejen de minimizar el hecho de que el pone guita es que tiene chances reales de alcanzar las “alternativas”; Anakin es un ejemplo: lo nerfearon para ser funcionales a los ballenas que son los únicos que obtuvieron a DR y DM. Dejen de tapar el sol con un dedo.

  6. A mi lo que me parece bestial es lo de las flotas. Se han metido de lleno en el meta actual y es imposible ( y no exagero ) acabar entre los 20 primeros sin ese setup, preferia la version antigua de desplegar 5 cazas.

    Respecto al juego yo llevo 1 año 8 meses, tengo 2.7m de pg y e gastado 0 eu. No me dejo llevar por los farmeos de turno sino por cuando lo considero necesario ( aun no tengo ni luke, ni revan, ni thawrn… xd) y estoi muy contento con mi progreso.

    Entiendo que cada poco saquen contenido que gente quiera y pague sino esto no existiria y no me molesta en absoluto yo sigo mi senda y mi orden de farmeo.

    No os enfadeis esto es un juego, que nivelen las flotas, una nave capital contrabandista como un crucero krebadle del sw empire at war de tyber zann, el tricaza droide, el droide buitre, un crucero separatista, un destructor de la primera orden, el mc de la pelicula rogue one (mc75 creo..), un destructor sith, …. vamos variedad y equivalencia en los top, no metas absurdos

Deja un comentario