Ahsoka Tano en las series de animación

Independientemente de que hayáis visto The Clone Wars o no, estoy segura de que todos habéis oído hablar de Ahsoka Tano después de verla en live-action por primera vez en la segunda temporada de The Mandalorian. Y, para aquellos que no conozcáis a Ahsoka en profundidad, éstas son algunas de las cosas que debéis saber antes de ver en acción a nuestra togruta favorita. Aquí encontrarás spoilers de las series de animación The Clone Wars (2008) y Rebels (2014), así que lee bajo tu responsabilidad.

Ahsoka Tano llegó a nuestras vidas con la película de animación The Clone Wars (2008), evento que tiene lugar entre los episodios II y III. Y digamos que es el as bajo la manga del Maestro Yoda para que Anakin aprenda a escuchar y a ser menos impulsivo y menos cabezota, y cree que un padawan es la solución. Aunque al principio se muestra reacio a asumir el rango de maestro, pues piensa que eso sólo le entorpecería, no tarda en forjar una bonita amistad con Ahsoka. Una hermandad, incluso. Esto podemos verlo durante la serie de animación del mismo título que llegó más tarde.

La primera vez que la vemos, Ahsoka tiene 14 años y es impetuosa, valiente, tenaz, hábil en la lucha, cortante en ocasiones, rebelde (en el buen sentido), muy impulsiva y, al igual que su maestro, es reacia a seguir normas. Es por esto que se gana el apodo de chulita por parte de Anakin. Y es por esto también que se entienden y congenian de maravilla. Ahsoka es como Skywalker pero en versión femenina y con unos años menos. Ambos son muy pasionales y crean vínculos emocionales muy fuertes. Se quieren, se admiran y se salvan la vida en diversas ocasiones, y, además, mantienen una relación de vacile muy enternecedora. Ahsoka es, como a mí me gusta llamarla, una mini Anakin.

La togruta ha pasado toda su vida formándose en el Templo Jedi y ahora le ha tocado finalizar su entrenamiento como padawan en un período de guerra; por lo tanto, se convierte en Comandante del Ejército Clon. Comandante Tano. Los clones comienzan a confiar en ella incluso más que en el propio Anakin, la respetan e incluso la tratan como a una amiga. Sobre todo el Capitán Rex, con el que también forja un fuerte vínculo.

A lo largo de la serie, seguimos de cerca las aventuras de Anakin y Ahsoka, pero la togruta también se lleva de maravilla con R2-D2 o, como a ella le gusta llamar al droide, erredosito, y, por supuesto, con Padmé. Aunque no se menciona en ningún momento, está bastante claro que Ahsoka conoce bien el “secreto” que comparten el joven Jedi y la Senadora. Durante los tres años que dura la guerra, vemos crecer a Ahsoka y también a Anakin, pues hay ocasiones en las que ella parece la maestra y él el aprendiz; juntos, se complementan como un puzzle de dos piezas y tienen un impacto muy fuerte sobre el otro. Y es por eso que la partida de Ahsoka de la Orden Jedi suma aún más en la oscuridad al joven Skywalker.

Ahsoka es expulsada y acusada por la Orden Jedi de un crimen que ella no ha cometido, una explosión mortal en el Templo. El único que confía en ella y que lucha por destapar la verdad es Anakin, y, aunque finalmente consigue demostrar su inocencia y la Orden Jedi se disculpa con ella y le piden que vuelva, Ahsoka se siente terriblemente traicionada y no puede hacerlo. Así que, después de una despedida con Anakin que nos rompió el corazón a todos, Ahsoka abandona el Templo Jedi. Y ahora, sin su amiga, sin su hermana, el joven Skywalker cae un poquito más en el Lado Oscuro.

– No puedo quedarme aquí, ya no.

– La Orden Jedi es tu vida, no puedes dejarlo todo así. Ahsoka, estás cometiendo un error.

– Tal vez. Pero he de resolver esto yo sola. Sin el Consejo… y sin ti.

– Te entiendo mejor de lo que crees… entiendo lo que es querer alejarse de la Orden…

– Lo sé.

Siguiendo el orden cronológico, la siguiente vez que vemos a Ahsoka es cuando regresa para volver a trabajar como aliada de la República, después de haber estado dando guerra en solitario por la galaxia, y allí se reencuentra con su antiguo maestro. Se reencuentran y se despiden. Aunque ellos aún no saben que esa despedida será para siempre, pues la última vez que se ven, Anakin va a toda prisa a salvar al Canciller. Y lo que pasa después, ya todos lo conocemos.

A pesar de que Darth Maul advierte a Ahsoka de lo que le depara a su maestro, ella no le cree, pues tiene fe ciega en Anakin.

– ¿Qué quieres de Anakin Skywalker?

– Él es la clave de todo.

– ¿Para traer el equilibro a la Fuerza?

– Para destruir. Lleva tiempo preparado para su papel como nuevo aprendiz de mi Maestro.

– Mientes. […] Conozco a Anakin. Tu visión es errónea.

Ahsoka es una de las figuras principales del asedio de Mandalore, el planeta de origen de la cultura mandaloriana. Y en el penúltimo episodio de The Clone Wars, cuando están a la caza de Darth Maul, hay una escena que a mí personalmente me rompe el corazón, y es cuando Ahsoka presiente que Anakin está en apuros. Sí, estoy hablando de ese momento en La Venganza de los Sith cuando Anakin se arrodilla ante el Canciller Palpatine. Ahsoka lo percibe y, después de eso, deja de sentirle en la Fuerza para siempre, pues Anakin Skywalker está muerto y ya sólo existe Darth Vader.

Y entonces llegan las palabritas mágicas.

Ejecute la Orden 66.

Y Ahsoka sobrevive por los pelos. Con ayuda de los droides, consigue extirpar el chip que lleva implantado el Capitán Rex, ése que le obliga a obedecer la Orden de exterminar a todos los Jedi, y ambos, juntos y con la ayuda del otro, consiguen escapar sin hacerle ningún daño a sus compañeros, y Ahsoka, resignada, deja ir a Darth Maul a cambio de salvarle la vida a Rex.

Después de esto, Rex y Ahsoka fingen su muerte y ella abandona sus sables de luz en Mandalore, encima de una falsa tumba que crean para el Capitán Rex, la losa marca que se han matado el uno al otro. Después se separan y ella se ve obligada a cerrarse a la Fuerza y a huir, pues es uno de los pocos Jedi que han sobrevivido a la Orden 66. Ya no puede sentir a ninguno de sus compañeros en la Fuerza, todos han muerto, y los pocos que han sobrevivido (como Obi-Wan y el Maestro Yoda), también se han visto obligados a retirarse en su exilio particular. Y sobre Anakin… Bueno, creo que todos sabemos por qué Ahsoka no puede sentir a Anakin. Así que ella asume que es la única superviviente.

En la novela de Ahsoka (2019), vemos más de sus aventuras en solitario a lo largo y ancho de la galaxia un año después de la Purga Jedi, ayudando a aquellos que lo necesitan y echando de menos los días en los que no tenía que estar constantemente huyendo y tenía un hogar y a Anakin Skywalker a su lado. Pero ahora ya sólo queda ella.

Y, finalmente, sus deseos de luchar contra los males del Imperio y de proteger a aquellos que no pueden protegerse por sí mismos la conducen hasta Bail Organa y la Alianza Rebelde. Y, por supuesto, se construye unos nuevos relucientes sables lasér de hoja blanca, algo bastante inusual y que representan la pureza. Los portadores de estos sables no pelearán a no ser que no les queden más opciones.

Ahsoka se convierte en espía y pasa a ser conocida como Fulcrum, un nombre en clave para varias células rebeldes. Su propósito es distribuir información y reclutar a nuevos miembros de la causa Rebelde.

– ¿Quieres reclutar gente?

– No exactamente. Aunque si encuentro buena gente, claro que trataré de sumarlos. Quiero tomar a tus reclutas y encontrar misiones para ellos. Quiero ser la que escucha lo que la gente necesita, la que descubre lo que la gente puede hacer y luego los ayuda a hacerlo.

Esto conduce a Ahsoka, en la serie de animación Rebels (2014) y siendo ya toda una mujer para ese entonces, hasta un grupo de rebeldes que luchan y se rebelan contra la tiranía del Imperio: Hera Syndulla, su droide astromecánico “Chopper”, Sabine Wren, Zeb Orrelios, Kanan Jarrus y Ezra Bridger. Estos dos últimos, un Jedi superviviente de la Orden 66 y su padawan, el cual muestra una fuerte sensibilidad en la Fuerza.

Es en esta serie donde Ahsoka Tano descubre lo que le pasó a su antiguo maestro y amigo. Cuando comienza a sospechar que el puño de hierro del Imperio es, ni más ni menos, Anakin Skywalker, Ahsoka empieza a tener visiones de la Fuerza y a sentir culpa por haberle dejado. Quizás, si ella no hubiese abandonado la Orden Jedi, el destino de Anakin habría sido muy distinto.

– Ahsoka, ¿por qué te fuiste? ¿Dónde estabas cuando te necesitaba?

– Tomé una decisión. No me podía quedar.

– Fuiste egoísta.

– ¡No!

– Me abandonaste. Me fallaste. ¿Sabes… en qué me he convertido?

Pero ya no hay nada que ella pueda hacer. Y cuando se reencuentran, después de tanto tiempo creyéndose muertos, tiene lugar un combate emocionalmente devastador.

– Empezaba a creer que sabía quién se ocultaba tras esa máscara. Pero es imposible. Mi Maestro nunca podría ser… tan malvado como tú.

– Anakin Skywalker era débil. Yo lo destruí.

– Entonces yo vengaré su muerte.

– La venganza no es propia de los Jedi.

– Yo no soy una Jedi.

Durante esta lucha a muerte, podemos ver que Ahsoka, al igual que Padmé tiempo atrás y Luke en un futuro, aún ve el lado luminoso en su antiguo maestro. Ahsoka es capaz de ver a Anakin Skywalker en Darth Vader. Y podría decirse, incluso, que lucha por él, no contra él.

– Ahsoka.

– Anakin… no te abandonaré. No lo haré esta vez.

– Entonces morirás.

Y, efectivamente, lo más seguro es que hubiese muerto… Si Ezra Bridger no le hubiera salvado la vida desde El Mundo Entre Mundos (un plano místico donde se encuentra una colección de portales y vías que existen entre el tiempo y el espacio, conectando todos los momentos del tiempo juntos). Ezra “teletransporta” a Ahsoka desde ese portal en el que se encuentra luchando con Darth Vader hasta una especie de limbo en el que, aparentemente, ella se pierde… ¿Para siempre?

La siguiente y última vez que vemos a Ahsoka es en el “mundo real”, cuando se va con la mandaloriana Sabine Wren a recorrer la galaxia en busca del desaparecido Ezra Bridger. Además, Sabine también es una de las anteriores dueñas del sable oscuro que Moff Gideon porta al final de la primera temporada de The Mandalorian, ése que, además, está buscando Bo Katan (pregunta por él al final del episodio 2×03).

Y, más tarde, escuchamos a Ahsoka en Episodio IX: El Ascenso de Skywalker, pues es una de las voces que escucha Rey en Exegol, por lo que asumimos que, para los acontecimientos de El Ascenso de Skywalker, Ahsoka está… ¿Muerta?

Anakin: La Fuerza te rodea.

Aayla Secura: Deja que te guíe.

Ahsoka: como nos guio a nosotros.

No obstante, entre esos dos acontecimientos, hay un vacío en la trama que, esperemos, The Mandalorian aclare. ¿Qué fue de Ahsoka Tano desde la última vez que la vimos en Rebels hasta que escuchamos su voz en El Ascenso de Skywalker?

Así que, en resumen, ¿qué debes saber sobre este personaje? Que fue una Jedi (o, según ella, una no-Jedi) que estuvo familiarizada con Anakin Skywalker/Darth Vader, el Emperador, las Guerras Clon, la antigua Orden Jedi y la Orden 66. Oh, y, cómo no, con los mandalorianos. Ya veremos qué le depara a Ahsoka Tano en esta nueva era.

Que la Fuerza os acompañe.

Abby Cabaleiro
Abby Cabaleiro
Actriz, escritora y fan de Star Wars a partes iguales.
  1. Buenísimo este artículo, me ha parecido muy original que hayas incluido tantas célebres citas!! El personaje de Ahsoka me encanta, estoy deseando verla en The Mandalorian.

Deja un comentario