Siguiendo los difuminados retazos de información que nos deja la nueva continuidad, uno puede llegar a conclusiones ciertamente alocadas. La construcción del trasfondo más arcano en la narrativa actual de Disney es críptica y propalada. Pocos detalles de la historia antigua de la saga nos han sido revelados en los cerca de siete años de nuevo canon, y aquello que hemos podido saborear es, bueno, lo suficientemente vago como para poder ser modificado con posterioridad. Sin embargo, el empeño por construir un pasado obtuso que permita sentar unas mínimas bases sin desarrollar un hilo histórico sólido encierra unas intenciones narrativas claras. Podemos decir, de hecho, que existen dos razones clave, conviviendo en perfecta simbiosis, que clarifican este modus operandi:

  1. La intención futura de desarrollar este periodo en forma de “proyecto de altura”, bien sea mediante películas o una serie de televisión.
  2. La relevancia temática de este periodo en el desarrollo de la narrativa de las historias actuales de mayor importancia.

Ambas opciones nos llevan a una conclusión clara y sencilla: no tendremos conocimiento de alguno de los acontecimientos clave de la antigüedad de la saga hasta, como mínimo, diciembre de este mismo año. Sí, me refiero al infame Episodio IX.

Creo, sin embargo, que no se me conoce por ser una persona paciente. Así que, en plenas vísperas de la Star Wars Celebration, vamos a hacer un breve ejercicio de repaso de los orígenes de uno de los elementos clave en la narrativa del capítulo anterior de la saga: los jedi.

ORIGEN

llega primero el día
llega luego la noche.
tras la oscuridad
brilla a través de la luz.
la diferencia, dicen,
sólo se puede lograr
alcanzando el gris
a través de la visión de los jedi.

Diario de los whills, 7:477

Para entender a los jedi hemos de entender la Fuerza. Haciendo un repaso a vuelapluma, podemos saber que existen dos tipos de Fuerza en la actual continuidad:

  1. La Fuerza Cósmica, que actúa como un elemento de la naturaleza. Es una fenómeno natural, casi un carácter físico, propio de la galaxia (o el universo) de Star Wars. De alguna forma, y sin ser un ser vivo, manifiesta una voluntad y altera la realidad obedeciendo sus propósitos.
  2. La Fuerza Viva, es decir, la Fuerza que reside en los seres vivos. Se manifiesta a través de los midiclorianos, permitiendo a aquellos que tengan una cantidad inusual de los mismos sentir e incluso alterar la Fuerza a su voluntad.

Sabemos, por “The Clone Wars”, que la Fuerza Viva se empezó a manifestar en la galaxia con la aparición de los midiclorianos, que aparecieron en el Planeta de la Fuerza unos 25.000 años antes de los sucesos de “Una Nueva Esperanza”. Después de esparcirse por toda la galaxia, los seres sensibles a la Fuerza empezaron a proliferar. Unos 15.000 años después, los seres inteligentes sensibles a la Fuerza se reunen en Ahch-To y fundan la Orden Jedi, dedicada a preservar el Equilibrio de la Fuerza, la paz y la justicia en la galaxia.

Un mosaico del Jedi Primigenio. ¿Os recuerda a alguien?

Ya está. Eso es todo lo que sabemos. Todo por, literalmente, tres frases en “The Clone Wars” y dos líneas en el “Diccionario Visual de Los Últimos Jedi”. Lo que sí podemos mencionar como un añadido relevante son los “Whills” (literalmente, “las voluntades”). Los Whills, ideados por el propio LUCAS, son unos entes que aparecen en los guiones primerizos de Star Wars, siendo los narradores de la saga. Digamos que son una especie de entidades eternas y directamente vinculadas con la Fuerza que, en un futuro distante, narrarían la historia de la saga. LUCAS descartó este concepto, pero la administración de Disney lo ha recuperado. No sabemos gran cosa acerca de ellos. A priori, parece que tienen importancia capital en las creencias de muchas religiones que tienen la Fuerza como objeto de culto. Aparentemente, también jugaron un papel crucial en la creación de la Orden Jedi, pues muchos de sus textos sagrados hacen referencia a estas entidades. En el capítulo final del libro titulado “From a certain point of view” (un compendio de cuentos cortos que narran los acontecimientos del Episodio IV desde la perspectiva de diversos personajes), vemos a dos de estos Whills debatir sobre cuál debería ser la apertura del capítulo de su libro dedicado a contar la historia del mencionado episodio (de hecho, el ente termina por escribir el texto de entrada de la cinta).

Y esta, ahora sí, es toda la información que se nos ha ofrecido. Con lo poco que tenemos, podemos establecer ciertos paralelismos con Legends, sí, me estoy refiriendo a los je´daii, de los cuales hablamos en este otro artículo, que os invito a releer. Pero, si se me permite, debo decir que esta nueva narrativa avanza por el buen camino. Tenemos misterio, misticismo, leyenda y, muy probablemente, subversión en un relato que apenas se nos ha dejado entrever. Pero, ¿y vosotros? ¿Qué opináis? ¡Estamos ansiosos por leerlo en los comentarios!

1 COMENTARIOS

Deja un comentario