A la hora de contar una historia, tienes que tener personajes, unos más importantes que otros, pero al fin y al cabo has de contar sus historias. Sin embargo, hay un tipo de personaje muy importante para la trama. El protagonista.

Esquema del camino del héroe

Siendo uno de los pilares más importantes para crear una historia, los protagonistas son el personaje principal, en torno a quienes gira el argumento. Hay formas de desarrollarlos y plantearlos, pero en pos a que la historia se entienda, has de presentarlos para que el espectador comprenda cómo son, cómo se suelen comportar y cuál es su entorno.

Para introduciros un ejemplo reciente, podemos hablar sobre Sabrina, una serie producida por Netflix.

Escena del primer capítulo de Sabrina

Sabrina es una estudiante de hechicera que usualmente interacciona con demonios, fantasmas y criaturas de todo tipo. ¿Qué hace la serie? Te introduce al personaje disfrutando —como si estuviera viendo una comedia— de una película de terror. En unos segundos te ha dicho que el personaje disfruta con situaciones normalmente asustadizas para una persona normal y corriente. Es un ejemplo sencillo, pero supongo que entenderéis a que me refiero.

No solo hay formas de introducir personajes, también puedes introducir historias de la forma que creas conveniente para lo que quieras contar. Por ejemplo, en Blade Runner se utiliza un texto narrado que habla sobre el mundo distópico de la obra, y en El Señor de los Anillos toda la historia de como se forjaron los anillos es presentada en una narración muy intensa que culmina con una gran batalla —que a la vez es una declaración de intenciones— para mantener atento al espectador.

Hace tiempo, uno de mis mentores en audiovisuales me dijo “enseña, no cuentes”, y cuanta razón tenía. Una de las mejores formas de introducir algo es haciendo que el propio espectador procese esa información visualmente.

¿Y sabéis qué? J.J. Abrams, supo como presentar a Rey. The Force Awakens no empieza presentando al personaje de Rey, sino que lo hace con la incursión de la Primera Orden a Jakku. No obstante, esto no es algo malo, simplemente estás asentando cabos en otros parámetros de la historia. Pero a la hora de presentar a Rey, se hace de una forma espléndida, tanto en la dirección como en la interpretación de Daisy Ridley. Esto es una presentación donde reina el silencio.

Lo primero que vemos de Rey, es que está en un sitio lleno de metal, oscuro, y que parece abandonado. Recoge la chatarra. ¿Es chatarrera, quiere construir algo? Por ahora, hemos de esperar a que la secuencia avance.

Después de unas cuantas escenas del personaje dando vueltas por el lugar —estableciendo que el personaje sabe lo que hace— pasamos al exterior. Es un lugar arenoso, y parece que el sitio donde ella estaba saqueando era un destructor imperial por el deterioro del tiempo. Bien, sigamos.

Suena un tono melódico, la chica se desliza por la arena y llega a un vehículo donde tiene varios utensilios. Vaya, parece que está realmente preparada. Gracias al vehículo llega a una clase de asentamiento, hay gente andando por allí, parece relativamente vivo. Está frotando una pieza para limpiarla, efectivamente es chatarrera. Ve a una señora mayor haciendo lo mismo que ella, se queda pensativa. Parece que no quiere acabar como ella.

Una persona la interrumpe, le advierte de que ha de seguir limpiando las piezas. Obedece. Tras un rato, se acerca a un puesto con alguien dentro, como para intercambiar cosas. La chica le da todas las piezas que ha limpiado a un señor, y el alien que está en el puesto le ofrece solo una porción de comida. Ella le mira decepcionada. Saquea chatarra para sobrevivir.

Vuelve a su vehículo, está atardeciendo y se dirige a un sitio, seguramente su hogar. Llega y tacha otro día más en una pared llena de días tachados, lleva esperando algo mucho tiempo. Sí, eso a lo que tanto espera son sus padres.

Tras tachar y prepararse la comida, Rey sale y empieza a comer. La cámara enfoca una nave saliendo del planeta, parece que el director quiere decirnos algo. Tras esa escena, Rey se coloca un antiguo casco de piloto de la Rebelión…

Quiere irse.

Y con esto, en unos dos minutos, J.J. Abrams ha introducido la vida, el entorno y los objetivos de nuestro protagonista. En dos simples minutos. Dos minutos y un silencio mágico.

4 Comentarios

  1. Ciertamente, Rey de “Ninguna Parte” cumple con el esquema del Héroe.

    Respecto a su introducción en la historia es una de las mejores, al igual que la de Fynn “el Soldado de la Primera Orden”

  2. Brillante artículo, como la mayoría de opinión que he visto en esta página, tengo que decir. Me sorprende por lo mucho que dice en tan poco tiempo, precisamente como JJ con Rey! (Salvando las diferencias por supuesto jaja). La presentación de personajes del TFA me parece que debería ser un ejemplo a seguir para otras películas por el estilo la verdad, no solo la de Rey, sino también la de Finn e incluso la de Poe. Sin embargo, creo no habría sido capaz de explicarme de esa forma, así que te pido que hagas uno igual de la presentación de Finn si lo ves conveniente

Deja un comentario