En la recientemente finalizada temporada 1 de la nueva serie de animación Star Wars Resistance fuimos testigos de una compleja operación llevada a cabo por la Primera Orden con el objetivo de hacerse con el control total de la estación conocida como el Coloso. Para lograr este objetivo, la Primera Orden ciertamente tenía todo un abanico de opciones entre las que escoger. Resulta obvio que disponía de recursos militares más que suficientes para tomar el Coloso por la fuerza, pero eso presentaba problemas: el de dañar gravemente la estación durante la lucha, las pérdidas potenciales entre los suyos y atraer la indeseada atención de la Nueva República. Es por eso que varios oficiales de la Primera Orden idearon un plan distinto.

Dicho plan se basó en un concepto que ha estado muy presente en toda la saga de Star Wars: el de las operaciones de falsa bandera. Estas operaciones consisten en que un individuo o un grupo realizan cierta acción diseñada para que parezca que han sido llevadas a cabo por otras entidades y, de este modo, lograr una reacción determinada en terceros actores. El nombre deriva del concepto militar de izar colores falsos, es decir, una bandera diferente a la propia. En la historia hay ejemplos muy famosos de estas operaciones, algunas de las cuales llegaron a desencadenar guerras u otras que incluso hoy siguen siendo objeto de discusión. Algunos ejemplos serían el incendio de Roma, el hundimiento del USS Maineel incidente de Mukdenla masacre de Katyn, el atentado al Hotel Rey David, la Operación Gladio y los ataques con ántrax del año 2001.

Así, en Star Wars Resistance presenciamos una operación de falsa bandera de manual dentro del contexto de la Guerra Fría entre la Primera Orden por un lado y la Nueva República y la Resistencia por otro. El comandante Pyre y el mayor Vonreg hicieron un trato con la banda de piratas de Castilon liderada por Kragan Vorr, por el cual les pagarían una gran cantidad de dinero a cambio de que estos hostigaran y atacaran al Coloso y a sus habitantes a la menor oportunidad. Igualmente, les proporcionarían mejor equipo, armas y naves para sus incursiones. Al mismo tiempo, los mismos oficiales de la Primera Orden se ofrecerían al capitán Imanuel Doza, gobernador de la estación, para ayudarle a defender la estación y acabar definitivamente con los piratas. Con esta excusa, podrían empezar una ocupación encubierta de la estación con sus soldados de asalto y cazas TIE, sustituyendo a los droides de seguridad y al Escuadrón As de Doza.

Ante la negativa del capitán Doza, los piratas intensificaron sus ataques, forzándole a empezar las negociaciones con Pyre y Vonreg. Como Doza seguía resistiéndose a aceptar la supuesta ayuda que le ofrecían, esos oficiales ordenaron a Kragan secuestrar a Torra Doza, la hija del capitán. Aquello fue el punto culminante de la farsa. Los piratas creían que recibirían una gran recompensa por entregar a Torra a la Primera Orden, que luego la devolvería al capitán Doza, pero no fue así. La Primera Orden traicionó a los piratas arrebatándoles la chica a la fuerza, dando la impresión de que la estaban rescatando a ojos de los Ases y de Doza. Y, con la excusa de mantener su seguridad, finalmente lograron que se aceptara establecer una guarnición en el Coloso. La Primera Orden había logrado su objetivo y nadie, salvo los piratas, conocía la verdad.

Este es solo un ejemplo representativo de entre otros muchos que se han producido en las diversas historias de Star Wars. En efecto, toda guerra se basa en el engaño, un principio recogido hace más 2.500 años en El arte de la guerra de Sun Tzu, y que en la saga se ha visto en muchas ocasiones. En la serie Star Wars Rebels, otro ejemplo fue el asesinato por parte del Imperio de la Ministra Maketh Tua de Lothal, que hicieron pasar por un acto de terrorismo para desprestigiar a los rebeldes de ese planeta.

Sin embargo, la mayor de las operaciones de falsa bandera fue otra, tan espectacular que cambió a la Galaxia para siempre. Me refiero, como no podía ser de otra manera, a las Guerras Clon. Fue la primera guerra a gran escala que sacudió a la Galaxia tras mil años de aparente paz, pero no fue más que un truco, una farsa urdida por los Sith. Creando la causa separatista como detonante e incitando a la República y a los Jedi a ir a una guerra total, los Sith crearon el escenario perfecto para la culminación de su mayor objetivo, la dominación total de la Galaxia. Cabe señalar que incluso los Jedi vieron que el inicio guerra encerraba un gran misterio, sobre todo en torno a quien realmente creó el ejército clon para la República. Esto fue uno de los elementos fundamentales que conformaron ese engaño, puesto que la existencia de los soldados clon posibilitó la guerra y las circunstancias posteriores para que Darth Sidius se convirtiera en el Emperador.

El hecho de que ambos bandos de la guerra fueran secretamente controlados por el mismo individuo supone un paso más allá en una operación de estas características. Los Jedi empezaron a atar cabos y descubrieron finalmente que fueron los propios Sith los involucrados en la creación del ejército clon, que los había salvado de la derrota total al inicio de la guerra, a pesar de que el igualmente Sith Conde Dooku era el líder de los separatistas, algo que, aparentemente, no tenía sentido. Lo peor es que los Jedi se vieron atrapados en ese juego de engaños y mentiras, forzados a continuar la lucha y a no poder revelar la verdad a la República, pues la confianza pública en la guerra se vendría abajo.

El final de la jugada maestra de Darth Sidious llegó con el fin de la guerra. Para justificar su proclamación como Emperador y el establecimiento del Nuevo Orden, se inventó una nueva farsa. La Orden Jedi, supuestamente, se habría revelado con el objetivo de matarle a él y de tomar el poder en la Galaxia, usando como prueba el intento de arresto del Maestro Windu. Además, le dio la vuelta a todo el origen de la guerra, alimentando la idea de que los Jedi eran los principales responsables de la guerra.

Hay otros ejemplos de las falsas banderas en los conflictos narrados a lo largo de toda la franquicia de Star Wars. Os animo a que dejéis los que conozcáis en los comentarios. Gracias por leernos y seguid atentos a nuestras redes para conocer todas las novedades. ¡Que la Fuerza os acompañe a todos!

Deja un comentario