The Last Jedi es la película de Star Wars con más fallos y errores de toda la franquicia. Eso es algo que no voy a negar. Joder, no creo que sea algo que ni siquiera el más acérrimo defensor de la película pueda hacer.

No es que haya muchos errores en cuanto a la continuidad dentro de la misma —algo que tras el trigésimocuarto revisionado puedo confirmar— si no que los hay en cómo se conecta con el resto de películas de la saga. Incongruencias tanto a nivel de trama como motivación que, francamente, si la tienes pinchada con la película, casi que normal que se usen de munición.

Que si Canto Bright es una sección sin ritmo y que sobra, que si las motivaciones de Finn son las mismas que en la película anterior, que si la maldita vietnamita —interpretada por la fabulosa Kelly Marie Tran— destroza ese set-up PERFECTO para el romance entre Finn y Poe —ja, todo parece relacionado con Finn—. Sí, eso son cosas que entiendo. Lo que no entiendo son los otros tipos de críticas.

Que si Snoke no hace nada y que tanto bombo con el personaje al final se fue al desastre —pese a que Palpatine hizo exactamente lo mismo hasta que llegaron las precuelas—, que si Rey es descaradamente poderosa para lo que ha hecho —pese a que toda la trilogía gira en torno a ella y lo especial que es, siendo uno de los puntos de trama que se presentaron en los primeros minutos de The Force Awakens—, que si han destrozado al personaje de Luke —pese a que lo han hecho infinitamente más interesante de lo que nunca fue, acabando su arco en la película, sí, un ARCO para un personaje que ya completó el suyo, con uno de los mejores momentos que ha tenido Star Wars en su puta existencia—, que si no se ha cruzado un solo sable de luz en toda la película —ni voy a comentar en este caso, pero sí, esto es algo que vi en Twitter—, que si Yoda lanza putos rayos estando muerto…

Sí, eso es de lo que me apetece hablar hoy.

Los fantasmas de la Fuerza

Quizás sea difícil explicarlo, pero trataré de ser simple. Para más información en ese aspecto, recomiendo pegarle un repaso a los capítulos de Qui-Gon, Obi-Wan y Yoda del libro —o audiolibro, el formato de mi preferencia— de From a Certain Point of View, donde se explica ese proceso.

Yoda, en el momento en el que aparece en The Last Jedi —y por relación, en todas las otras ocasiones en las que aparecen fantasmas de la Fuerza en Star Wars— no es la persona —o alienígena— que dice ser. No enteramente, por lo menos.

Los fantasmas son avatares de la Fuerza. Individuos que han muerto y, al hacerse uno con ella, predican la voluntad de esta. Conservan algo de su yo anterior, pero es un yo confuso. Uno que está experimentando toda la realidad, incluyendo su propia vida, a la vez. Eso significa que experimentan el tiempo de un modo distinto a los vivos. Una experiencia de la que son sacados y que, hasta cierto punto, les resulta dolorosa.

Esas personas no son solo esas personas. Son también la Fuerza, su voluntad, así como otros que le acompañan. Podríamos verlos como una mente conjunta, un único ser, que, dependiendo de cómo se manifieste, toma la apariencia y personalidad de una determinada persona.

Hay que recordar que la Fuerza lo es todo en Star Wars. Una esencia que puede manipular la realidad y el tiempo mismo. Es el dios de ese universo y también su destino, el cual teje a voluntad siguiendo un camino que tan solo él conoce.

Por eso, realmente, es una estupidez preguntarse por qué Yoda es capaz de lanzar rayos como Thor. Es una idiotez. Yoda, en ese momento, es la Fuerza. Su avatar y representante. Dudar de que pueda lanzar un rayo en un lugar donde no hay tormenta es tan absurdo como preguntarse por qué hay magos-ninja con telekinesis y sables láser en este setting. La Fuerza puede hacer eso y mucho más.

Desconozco si esto habrá saciado algo tu sed de sangre por Rian Johnson o, que se yo, te haya hecho —milagrosamente— apreciar una película que llevas detestando desde que salió. La verdad, lo dudo. Pero era un tema que quería abordar tarde o temprano que, seguramente, se vaya al traste en una retcon en cuanto salga The Rise of Skywalker. Para el momento de este artículo, así es como está la cosa.

5 COMENTARIOS

  1. Mi problema con el ep 8 es que, independientemente de cómo haya podido evolucionar el personaje, ese no es Luke. Y hablo, concretamente, de siquiera plantearse el matar a un niño mientras duerme.

    Luke es ese que no se rindió con todas las putadas que le pasaron en la trilogía clásica, culminando con enfrentarse él solo a la misma tentación que su padre y triunfar allí donde “el elegido” había fallado. Antes que pasarse al lado oscuro, tira su espada y está dispuesto a dejarse matar. Lo dice antes: ha ido ahí a morir (“moriré muy pronto… y tú conmigo”).

    Me puedo creer que haya llegado a la conclusión de que es mejor que no haya más jedi porque el lado oscuro siempre irá a “pescar” entre los más poderosos, pero NO QUE VAYA A MATAR A UN NIÑO MIENTRAS DUERME, y encima su sobrino! Ahí se jodió todo para mi.

    Por supuesto, solo es una opinión: hablo de mi problema y sib entrar en rollos hater. Un saludo!

    • La gente envejece y cambia. Luke sacrificó mucho para llegar a donde llegó, perdió a mucha gente y, al fin, encontró la calma. En Kylo vio algo que le aterró en lo más profundo de su ser. Algo que le arrebataría todo lo que había conseguido si hacía algo ¿Tan raro es que tuviera dudas sobre como afrontarlo? Consideró matarlo, sí, pero no lo hizo. Todo, como se nos revela en el tercer y último flashback, fue un malentendido.

      https://youtu.be/fDYvG_P3MnU

      • De acuerdo con @Ocatarinetabelachitchix

        Para mí, el mayor punto de la incongruencia de la involución del personaje de Luke en el ep8 es que en algún momento ha pasado de ser el héroe que dice “voy a traer a vader al lado luminoso” a decir “hay que matar a kylo porque está perdido”. Vader, una persona temida en toda la galaxia y que se ha convertido en icono de mal en el mundo cinematográfico por méritos propios, tiene salvación. Sin embargo Kylo, un personaje que tiene una clara disyuntiva entre el bien y el mal (además los dos únicos personajes cercanos a él, Rey y Snoke, son conscientes de ello desde el minuto 1) está totalmente perdido.

        Y la escena del final de voy a quemar el templo, bueno mejor no, bueno venga va que lo quemo (justo la que mencionas en el articulo cuando yoda tira el rayo)… En fin, tampoco le encuentro lógica a que me digas que está tan convencido de que los jedi tienen que morir como para abandonar a su familia y amigos durante 30 años pero no tanto como para quemar un puto edificio después de llevar 30 años allí. 30 años.

        Y volviendo a la peli, no me quiero alargar pero hay que recordar que tienes un motín en la nave que tendrá 30 o 40 min de metraje justificado con que “si digo el plan la esperanza sería como el sol y todos moriríamos durante la noche”. Literalmente.

        Cuanto dura lo del casino? otros 30 o 40 min? Y la mecha que prende todo esto es que les detienen porque han aparcado mal. En serio es lo mejor que se les ha ocurrido? Los dejamos inconscientes eletrocuntándolos en medio del casino y nos lo llevamos a la cárcel porque han aparcado mal. Lo típico. Entonces, si matas a alguien en este planeta, te tiran una bomba nuclear en tu casa o como funciona esto?

        Dices que la peli no tiene errores de continuidad respecto a sí misma… La próxima vez que la veas fijate en varias cosas:
        – finn crea un plan con rose. Se lo van a contar a Poe. Cuando Poe dice que sí, es el propio finn el que le dice que ese plan no se puede llevar a cabo.
        – el personaje de Benicio del Toro. Te lo presentan como un mercenario pero no actúa como un mercenario. Saca de la cárcel a los protas, por amor al arte. Se juega el tipo metiéndose en medio de una persecución para salvar a los protas, por amor al arte. Les devuelve el robot que había robado junto a la nave, por amor al arte Se infiltra en la nave de Snoke… por amor al arte. Ya cuando lo pillan es cuando vende a los rebeldes pero hasta ahora todo lo ha hecho de gratis.
        – el personaje de luke. Más de lo mismo, se pasa toda la peli diciendo una cosa pero hace otra.
        – la aparición de maz kanata tampoco es que sea del todo lógica. Dice que solo hay persona que pueda hacer lo que ellos quieren y les da un planeta al que ir. Pero luego resulta que no solo no hay una persona, si no que hay dos personas que pueden llevar a cabo ese plan. No solo eso, si no que además esta segunda persona esta en el mismo planeta que la primera y no solo eso si no que además les está esperando en la cárcel por alguna razón desconocida.
        – Un fallo de raccord tan grande que afecta al argumento. Fijate en la escena en que finn y rose están presos, rodeados de 2000 stormtroopers y esposados boca abajo. Phasma da la orden de que los maten. Holdo estrella su nave contra la de la primera orden y de repente finn y rose ya no están esposados, rose tiene una pistola en la mano y ¡Phasma sale entrando por la puerta con un puñado de soldados! Falta metraje.
        – Rey se enfrenta a kylo, se rompe la espada y ambos quedan tendidos en el suelo inconscientes. En la siguiente escena rey está en el halcón. Falta metraje otra vez.

        Para ser justos, es una película muy espectacular, probablemente las escenas de kylo y rey peleando con la guardia del emperador y la persecución del final del halcón sean de lo mejor a nivel visual que ha tenido la saga, pero para mí esta peli se queda en eso, luces y colores.

        En fin, perdón por el tochazo.

        Por cierto, el artículo está muy bien @Gaylien, muy bien redactado y muy interesante. Perdón por dejarme llevar por la polémica :S

      • Lo del mercenario bien se puede explicar como que se dio cuenta rápido de que podría venderlos, y lo único que hizo fue asegurarse de que su dinero con patas llegaba a un sitio donde valiera algo.

  2. Dando mi opinión al respecto del artículo-comentario inicial dado por Gaylien, debo destacar dos puntos inciales:
    1. Que mi comentario no va a ser el mal usadado tag de ‘hater’ que muchos utilizan corriendo cuando no están de acuerdo con lo que alguien opina sobre un tema.
    2. La facilidad muy de moda ahora de justificar las incongruencias de guión a base primordialmente en decir que, verás, tienes que leer y ver todo lo que se ha sacado fuera de la película (libros, comics, series, ediciones especiales de lo que sea, etc) para poder entenderlo. Por esa norma, así se puede justificar cualquier película por muy chapucera que haya sido.
    Cuando yo voy a ver una película me gusta que solamente con ver la película entienda la razón de la propia historia, de los motivos de los personajes, sus inquietudes, sus poderes, su lo que sea, no que vea una escena y me suelte el compañero de butaca: bueno, eso en el libro dos de la edición especial que hace referencia al comic lo explica claramente. ¿en serio?, ¿tengo que venir empollado para poder entender la película?. Ya por ponerse, aventuro que en próximas películas de Star Wars pondrán en pantalla enlaces a videos en paralelo que expliquen el spin-off de sus acciones, así podremos entender porque suceden las cosas sin pensar que en realidad es una chapuza de guión…(ah no, no es chapuza, que en el comic 3, en la página 17 hace referencia al libro 2 de la entrega de noviembre donde lo explican, claaaaro!).

    Una vez aclarados estos dos puntos, hablemos del capítulo VIII o debería decir, el peor capítulo de la saga Star Wars con diferencia suprema con respecto al resto.
    El capítulo VIII es un despropósito (casi) de cabo a rabo y solamente se puede entender en base a una cosa: la mirada de quienes vieron la trilogía inicial maduramos hace mucho tiempo y Star Wars siempre ha estado dedicado al público infantil. Si aceptamos este factor, entonces le doy la vuelta al Capitulo VIII y diría, desde una mirada infantil, que es una obra bien planificada, llena de gags ‘graciosos’ para que los mas peques se lo pasen en grande disfrutando del espectáculo de luces y colores.
    Eso sí, cuando esos niños maduren y revisionen la película, la justificaran por el cariño que la tienen, pero sabrán de sobra que es un absurdo de película.

    No quiero entrar en detalles de cada escena, pero en resumen me quedo con un Luke convertido en payaso de feria, una Leia ‘superman’, una tecnología de naves capaces de ir a la velocidad de la luz pero incapaz de ponerse en piloto automático para chocar con lo que se quiera, una rebelión a bordo de Poe que acaba en una riña sin tele, media hora de viaje a un Casino que no sirve para nada ni da ningún valor a los personajes ni a la historía, una trama de guión pensada por un niño de 6 años (la persecución es un total absurdo)…y en fin, podemos profundizar en muchos de los temas, pero leer un artículo pseudo justificando a esta película, por muchos visionados que se aleguen que se han realizado, no la salvan. Parece ser que cuanto más se ve la película en algunos, mas justificable resulta, en otros justamente, más incoherente se vuelve.
    Como digo, una película dedicada a las nuevas infancias, no a las antiguas generaciones de fans.

    Un saludo cordial

Deja un comentario