El tiempo es algo que es necesario medir, incluso estando en universos de ficción. Y más en universos como el de Star Wars, donde la historia va más allá de las películas, abarcando cientos y miles de años antes y después de lo que podemos ver en la gran pantalla. En el mundo real y en muchos universos de ficción se suele establecer un gran acontecimiento que ha marcado toda esa realidad como punto de partida para empezar a contar los años, ya sea antes de ese suceso o después. Desde hace mucho tiempo, el hecho que ha marcado el paso de los años en nuestra galaxia tan, tan lejana ha sido la destrucción de la Estrella de la Muerte en la Batalla de Yavin.

Las fuerzas de la Rebelión se preparan para atacar la Estrella de la Muerte.

Tal acontecimiento provocó que se creara el Calendario Galáctico en tiempos de la Nueva República y que de su mano aparecieran los términos “ABY” o Antes de la Batalla de Yavin y “DBY” o Después de la Batalla de Yavin.

Pero, si alejamos el foco de los acontecimientos que vivieron los protagonistas de esas aventuras y volvemos un momento a nuestra situación como fans de este universo, ese hecho marca algo más, y no es otro que el estreno de la primera película de Star Wars de la historia: el Episodio IV, Una Nueva Esperanza. Con ello, tanto los personajes dentro del universo como nosotros, los fans, siempre hemos tenido un punto de referencia en común; ellos para su realidad, nosotros para nuestra afición.

Sin embargo, con el lanzamiento del Diccionario Visual de El Ascenso de Skywalker, ha aparecido algo que puede llegar a cambiar todo ese sistema de medición temporal. Todo el diccionario tiene una manera de contar el tiempo diferente a la de “ABY/DBY”, trasladando el “año 0” de la Batalla de Yavin hasta el Incidente de la Base Starkiller (ocurrido en el Episodio VII), poniendo este último suceso como el nuevo principio y, por ende, nuevo “año 0”.

Portada del Diccionario Visual de El Ascenso de Skywalker.

En el diccionario aparecen los términos “AIS” o Antes del Incidente Starkiller y “DIS” o Después del Incidente Starkiller”. Así pues, poniendo un ejemplo, la caída de la República y el fin de las Guerras Clon ya no serían nunca en el 19 ABY, si no en el 53 AIS. Y la destrucción de la Estrella de la Muerte ya no ocurriría en el año 0 ABY, si no en el 34 AIS.

¿Qué consecuencias tiene el cambio?

Aquí creo que tenemos que diferenciar entre cómo nos afecta a nosotros, a los fans, y cómo afecta a los personajes de Star Wars.

Si nos ponemos en la piel de una persona que vive en la Era de la Resistencia, es fácil que para ella lo que sucedió en la época imperial con la Estrella de la Muerte y la Batalla de Yavin sea algo ya muy lejano, especialmente si es alguien joven. Por ende, el Incidente de la Base Starkiller sería un punto de inflexión extremadamente importante en sus vidas, ya que esa superarma era capaz de destruir varios planetas de forma simultánea, acabando con sistemas enteros, como es el caso del Sistema Hosnian.

starkiller
El disparo de la Base Starkiller destruye el Sistema Hosnian.

El hecho de que la Resistencia consiguiera destruir tal arma, sin duda marcó un antes y un después para mucha gente. Aunque la situación que hubo en la época imperial era algo distinta, con un Imperio que había gobernado la galaxia de forma impune durante casi dos décadas y oprimiendo a cualquiera que se alzara, eso no quita el hecho de que, aunque la Primera Orden era desconocida para muchos, rápidamente (quizás más rápido que muchos) se convirtió en el enemigo y opresor número uno en la galaxia. Es por ello que considero que, para una persona de esa época, sería muy normal contar los años teniendo en cuenta lo sucedido con la Starkiller.

Pero… ¿Y nosotros, los fans? Aquí considero que el nuevo sistema de medición no es del todo necesario. Teniendo en cuenta que los fans llevamos muchísimos años consumiendo material de Star Wars en el que se refleja el “ABY/DBY”, considero que, en caso de que este nuevo sistema se extendiera a todas las nuevas obras, llevaría consigo una confusión quizá innecesaria si llegara a sustituir por completo al anterior. Yo, personalmente, ya estoy acostumbrado a ubicarme en la línea temporal tomando como referencia la Batalla de Yavin, y, para la gente que gusta de situarse cronológicamente en lo que esté leyendo/jugando/experimentando de Star Wars, considero que sería más cómodo seguir con el sistema de siempre.

¿Significa eso que no apoyo la instauración de la nueva medida temporal a lo largo de toda la saga? En absoluto. Soy partidario de incluir ambas, ya que ambos hechos han marcado de forma considerable ambas épocas. Aunque sí es cierto que siempre defenderé el hecho de que se siga manteniendo de forma predominante el “ABY/DBY”, ya que, más allá de lo que signifique la Batalla de Yavin para los personajes de Star Wars, ese hecho marcó algo más para los fans, y no es otra cosa que la primera obra de Star Wars en el cine. El hecho de tomar como referencia Una Nueva Esperanza ayuda a mucha gente a situarse en la maraña de conflictos y sucesos que han poblado la galaxia a través de los siglos y los milenios.

Además, el único producto que utiliza esa medición es el propio Diccionario Visual de El Ascenso de Skywalker y, en el caso de que esa medida se extendiera a todo lo demás, haría falta reeditar la mayoría de libros y rehacer la mayoría de juegos que llevan años e incluso décadas en las casas de mucha gente.

Creo que el “AIS/DIS” sirve muy bien para ubicarse en la Era de la Resistencia, ya que hablamos de pocos años antes y después de tal suceso en lo que se refiere a la mayoría de libros y videojuegos relacionados con las secuelas. Pero, en el gran panorama que son las películas de Star Wars y todo el material del canon fuera de las mismas, creo que es idóneo seguir utilizando el viejo sistema “ABY/DBY” para seguir ubicándose en nuestra querida galaxia.

4 COMENTARIOS

Deja un comentario