‘Obi-Wan Kenobi’ episodio 5 curiosidades y guiños

Obi-Wan Kenobi entra en su recta final con un capítulo marcado por la nostalgia, el cual muy probablemente habrá emocionado a los fans que crecieron con las precuelas. Tras la Parte V, ya solo resta esperar al miércoles que viene para conocer el desenlace de la serie. Como siempre, antes de empezar con el análisis te recomendamos consultar nuestro artículo de curiosidades y guiños del capítulo anterior.

¡Alerta Spoilers!

Ecos del pasado

El inicio del capítulo se remonta al pasado, en el mismísimo Templo Jedi de Coruscant. Allí, unos rejuvenecidos Ewan McGregor y Hayden Christensen retoman sus papeles como Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, maestro y Padawan respectivamente. Este flashback tiene lugar, como mínimo, 13 años antes de los eventos de la serie, que son los que separan a Obi-Wan Kenobi de El ataque de los clones. Podemos llegar a dicha conclusión dado que El Elegido empuña su primer sable de luz mientras que Obi-Wan blande su segundo, el cual es distinto al que usa en las escenas del presente. En otras palabras, emplean las espadas que perderán posteriormente en Geonosis.

“Eres un gran guerrero Anakin, pero te puede la obsesión por la victoria. Hasta que consigas superarla seguirás siendo un Padawan.”

Ambos inician uno de sus incontables duelos de entrenamiento donde el aprendiz pone al maestro contra las cuerdas. Skywalker emplea su estilo de combate habitual, el Djem So o Forma V, caracterizado por sus ataques amplios y agresivos, con estocadas por encima del hombro o la cabeza, con el objetivo de hacer retroceder a su oponente. Este estilo físicamente exigente es bastante predecible y puede ser contrarrestado por otro más defensivo, como el Soresu o Forma III empleado por Kenobi. Esta forma se caracteriza por buscar la mayor protección a la espera de que el rival cometa algún error o empiece a acumular fatiga.

En Mustafar, Obi-Wan forjó una férrea defensa con su Soresu ante el agresivo Djem So de Anakin. Esperó hasta que la altura decantó el combate de su lado.

El refugio de Jabiim

En la base de La Senda podemos apreciar varios cameos ilustres. Para empezar, distinguimos a una familia de Trandoshanos, un Nikto y un Tarsunt. También podemos ver al droide KP-1, cuyo diseño le valió a Camille Manet para ganar el concurso Build my droid lanzado por First y Star Wars: Force for change. Destaca también la posterior aparición de un droide de la serie R2. Otra cara conocida es Haja Estree, el falso Jedi de Daiyu a quien conocimos en la Parte II. Además, también hacen acto de presencia Corran y su madre, las últimas víctimas de la estafa del personaje interpretado por Kumail Nanjiani.

NED-B y KP-1.

Vale la pena detenernos un momento a hablar del niño. Y es que todo lo que sabemos de él apunta a que podría tratarse de Corran Horn, piloto del Escuadrón Pícaro y una de las caras más conocidas de la Nueva Orden Jedi de Luke Skywalker en el Universo Expandido. Varios datos apuntan a ello. Es sensible a la Fuerza, su edad aproximada coincide y en el capítulo anterior se menciona que él y su madre se dirigen a Corellia, lugar donde Horn se crió en Leyendas. Además Making Star Wars ha averiguado que, igual que en la antigua continuidad, el nombre de la madre es Nyche.

Corran Horn en Legends.

A todo esto hay que sumarle que el padre de Corran, el Jedi Valin Halcyon, también es canon debido a su mención en los garabatos de la pared del refugio de Mapuzo. Precisamente Obi-Wan vuelve a descubrir escrituras de este tipo en la base de Jabiim. En aurebesh, podemos distinguir los nombres de escritos de Roganda Ismaren (ya mencionada en los garabatos del tercer capítulo), Corwin Shelvay, Drake Lo’gaan y Tiberus Anderlock, 4 Jedi supervivientes a la Orden 66 protagonistas de varios productos del Universo Expandido. En la misma pared también están dibujados el símbolo de la orden y el emblema de los iniciados Jedi. Finalmente, se encuentran escritos el clásico lema “Que la Fuerza te acompañe” y el cuarto principio del Código Jedi: “No hay muerte, (existe la Fuerza.)”.

«No hay muerte», escrito arriba a la izquierda, y «que la Fuerza te acompañe», sobre el símbolo de la Orden Jedi.

Además de los dibujos, las cajas del refugio custodian varios sables de luz y túnicas Jedi. Tal y como mencionó Tala en el tercer capítulo, Jabiim es la última parada de La Senda, donde los Jedi reciben una nueva identidad que les permite desaparecer para siempre. Así pues, es probable que en este lugar escriban su nombre por última vez y dejen atrás todos los objetos de su vida pasada. De esta forma, emprenden un nuevo camino.

Engranajes del Imperio

Según revelan los créditos finales, la nave comandada por Vader es el Devastador. Se trata de un destructor estelar imperial clase-I que sirvió como nave insignia del Lord Sith antes de adquirir el Ejecutor. Por lo tanto, es la nave que captura a la Tantive IV al inicio del Episodio IV. Y. obviamente, este crucero también tomó partido en la Batalla de Scarif, la cual vimos en Rogue One. Sin embargo, en el spin-off se presentó ante Vader otro oficial, también con el rango de capitán de la marina, distinto al que vemos en este capítulo. Sabiendo lo poco que le duran a Vader sus oficiales al mando, no es algo que deba extrañarnos.

El Devastador persigue a la Tantive IV tras la Batalla de Scarif.

El capitán conduce a la Tercera Hermana ante el Lord Sith quien, tal y como prometió, la asciende a a Gran Inquisidora tras la supuesta muerte de su predecesor. Reva recibe la misma insignia que llevaba el Pau’ano en los primeros capítulos, la cual parece ser indicativa de su rango. Sin embargo, poco le duraría a el honor a la recién ascendida pues, como era de esperar, el verdadero Gran Inquisidor sobrevivió al apuñalamiento recibido en la Parte II y se presentó en Jabiim para reclamar su título. Cabe mencionar que en Star Wars: Rebels no le vemos lucir la ya mencionada insignia.

Reva recibe la insignia que la distingue como Gran Inquisidora.

Atraído por la captura (temporal) de Kenobi, Vader se presenta en Jabiim en una de las clásicas lanzaderas T-4a de clase lambda, una nave reservada para el transporte de altos cargos imperiales. Aterriza junto a la Guadaña, la nave personal de Reva, y a los dos transportes de tropas imperiales. De dichos transportes bajaron las tropas destinadas al asalto en Jabiim, formadas por soldados de asalto y soldados de la purga. Ambos empuñan los clásicos rifles blaster E-11. Y hablando de armas, el Imperio asedia las puertas de la base con un cañón blaster pesado de repetición E-Web, bastante usado por sus tropas.

Asalto imperial

Obi-Wan, negociador reputado, solicita hablar con la Tercera Hermana para ganar algo de tiempo. Es en esta conversación donde se confirma lo que ya veníamos especulando desde el primer capítulo; la inquisidora era una de los iniciados Jedi del flashback que abrió la serie. Esta revelación nos conduce a la continuación de dicha escena, donde Vader y la Legión 501ª masacran a los iniciados durante el Asedio al Templo Jedi. Para sobrevivir, Reva se camufló entre los cadáveres de sus compañeros.

Vader supo la verdadera identidad de la Tercera Hermana desde el principio.

Las negociaciones fueron infructíferas y Reva consiguió abrir la puerta del refugio, propiciando el asalto de las tropas imperiales. Uno de los disparos acaba abatiendo a Tala, quien inmediatamente se refugia bajo la protección de NED-B. Durante el combate, el droide de carga se enfrenta al enemigo empuñando un rifle blaster E-5, es decir, el arma usada por los droides B1. Herida y sin escapatoria, la antigua oficial imperial prefiere morir llevándose al enemigo por delante y hace estallar un detonador térmico de clase A. Este tipo de granada lo vimos por primera vez a manos de Leia en el Episodio VI, cuando se hizo pasar por el cazarrecompensas llamado Boushh para liberar a Han Solo de las garras de Jabba. Estos explosivos están basados en el baradio, un compuesto inestable que puede provocar explosiones de hasta 20m de radio.

Leal y silencioso, NED-B defendió a Tala hasta el final empuñando un rifle blaster E-5.

Antes de morir, Tala le reveló a Obi-Wan un evento que supuso un punto de inflexión en su vida, una redada donde el Imperio asesinó a varios sensibles a la Fuerza. Esta operación tuvo lugar en Garel, un planeta del sistema Lothal que albergó la base de la célula Fénix durante la primera temporada de Rebels.

¡Hilo! Obi-Wan Kenobi episodio V

¡Debate! Obi-Wan Kenobi episodio V

¡Más WookieeNews en redes sociales!

  • Síguenos en Twitter, donde encontrarás la última hora de Star Wars.
  •  Canal de avisos de Telegram recibirás notificaciones de los nuevos artículos.
  • Únete a nuestra comunidad en Discord.
  • ¡Hacemos directos hablando de Star Wars! ¿Dónde? ¡En Twitch!
  • ¿Transmisión? ¡Fulcrum! No te pierdas nuestro podcast.
VictorJPerico
VictorJPerico
«La paz es una mentira, solo hay pasión. Con la pasión, obtengo fuerza. Con la fuerza, obtengo poder. Con el poder, obtengo victoria. Con la victoria, mis cadenas se rompen. La Fuerza me liberará.»

Deja un comentario