El Código Jedi

ATENCIÓN: este artículo contiene SPOILERS del Episodio VIII: The Last Jedi.

Seguramente a muchos les suenan las inmortales palabras que resumen la doctrina y la filosofía de la milenaria Orden Jedi:

No existe emoción, solo existe paz.

No existe ignorancia, solo existe conocimiento.

No existe pasión, solo existe serenidad.

No existe caos, solo existe armonía.

No existe muerte, solo existe la Fuerza.

La interpretación del Código Jedi no deja lugar a dudas de que los Jedi deben guiarse por una visión libre de ambiciones personales, de armonía y protección con sus semejantes, de una búsqueda constante de la iluminación a través de la búsqueda del conocimiento y la unión con la Fuerza.

El Código Jedi, también llamado Meditación del Jedi, se había ido expandiendo a lo largo de los milenios y para la época de la Guerras Clon incluía muchas prohibiciones bastante esotéricas, eliminadas antaño de la base de las creencias Jedi, tales como que el entrenamiento de un Jedi solo puede comenzar en la infancia. Aunque otras normas sí que estaban más en sintonía con el mantra original, como no matar a enemigos desarmados y no buscar venganza.

La fórmula fundamental del Código que hemos puesto al principio nunca había sido escuchada en ninguna película o serie de televisión. De hecho, en las precuelas solo hubo menciones a mayores a algunas de esas normas que regulaban el comportamiento de los Jedi como la norma del límite de edad para empezar a entrenarse como Jedi y también que un Maestro solo puede tener un aprendiz Padawan a la vez.

Sin embargo, en la última entrega de la saga Star Wars Episode VIII: The Last Jedi, como cuentan los editores de sonido Matthew Wood y Ren Klyce, se escucha entre susurros el Código cuando Rey se acerca al Árbol de la Fuerza de Ahch-To que alberga los textos originales de la Orden Jedi. Este árbol susurrante llama a Rey y parece que lo que quería es que se impregnara con la sabiduría que contienen los libros sagrados.

Los editores de sonido comentan en la entrevista:

“Uno de los miembros del Storygroup nos dio la idea. Y es un antiguo concepto creado hace mucho tiempo. (…) Se llama el Código Jedi. Leland Chee, del Lucasfilm Storygroup, me dio el Código Jedi que era de Legends en este momento y es como una oración de cuatro frases que utilizamos sobre la paz, el conocimiento, la serenidad y la Fuerza. Emoción.”

Cabe señalar que el Código Jedi ya era Canon antes del estreno de The Last Jedi, puesto que es mencionado en los tres episodios de las precuelas y el mantra original del Código se vio completo en novelas, cómics y guías Canon, como Dark Disciple, Marvel’s Kanan Star Wars Propaganda: A History of Persuasive Art in the Galaxy.

Para rematar podemos concluir que la inclusión del Código Jedi en su forma original en la última película supone que tal vez la Orden Jedi debe volver a sus orígenes puros y sin reglas que les limiten tanto si quieren volver a resurgir. Puesto que Rey se llevó los textos sagrados Jedi de Ahch-To no cabe duda de que transmitirá así la filosofía de la Orden ya que es obvio que alguno de esos libros contendrá el Código, además de las enseñanzas que guiaron a los antiguos Jedi.

Como curiosidad final, los Sith también tienen un código propio que viene de Legends y que es como la antítesis del Código Jedi. Y este Código Sith, también llamado  Qotsisajak, igualmente se ha traído de vuelta al Canon:

La paz es una mentira, solo hay pasión.

Con pasión, obtengo fuerza.

Con fuerza, obtengo poder.

Con poder, obtengo victoria.

Con victoria, mis cadenas se rompen.

La Fuerza me liberará.

¿Qué interpretación filosófica de la Fuerza estará más cerca de la verdad? Si alguna vez el conflicto eterno entre la Luz y la Oscuridad en la Galaxia acaba, tal vez hallemos la respuesta. Hasta entonces, que la Fuerza os acompañe, siempre.