El rincón del mandaloriano: ¿Qué fue de Mandalore?

En esta nueva edición vamos a tratar un tema fundamental de cara al estreno de la primera serie live action de la historia de Star Wars, The Mandalorian, un título inequícovo para esta sección. Ambientada 5 años después de la Batalla de Endor, seremos testigos de las correrías de un pistolero solitario que trabaja de cazarrecompensas en un Borde Exterior caótico y sin ley posterior a la caída del Imperio Galáctico. Y aunque este protagonista luzca como luce aun no está claro que Mandalore sea algo que se trate de manera extensiva en la historia.

Señalo esto porque tenemos el precedente de que la serie de animación Star Wars Rebels tenía a Sabine Wren, un personaje 100% mandaloriano, pero en toda la serie hubo menos episodios dedicados a la trama mandaloriana que en The Clone Wars su predecesora. En la primera temporada ni siquiera se trató y en las siguientes fueron dos episodios por temporada con pocos aportes hasta la temporada final. Por estas razones y otras esta nueva entrega de El rincón del mandaloriano os vamos a poner en situación explicando todo lo que se sabe que ocurrió en Mandalore en la época anterior a The Mandalorian y así podáis relacionar las posibles conexiones y referencias que se hagan.

Empezamos con lo último que se vio en la serie de animación The Clone Wars que en su temporada 5 nos dejó con un Mandalore en caos y llamas. El régimen pacifista de la Duquesa Satine Kryze había caído por el golpe de estado perpetrado por Pre Vizsla y su Guardia de la Muerte, la facción de guerreros más radicales y fanáticos de las antiguas leyes y códigos guerreros mandalorianos que ahora serían restaurados. Un golpe que contó con la ayuda de los sindicatos criminales controlados por Darth Maul y su hermano Savage Opress, autoproclamados como los verdaderos Señores de los Sith de la Galaxia. Pero Maul y Vizsla se traicionaron mutuamente, culminando su disputa con un duelo a muerte que acabó con la derrota del mandaloriano, haciendo del zabrac nuevo líder de la Guardia de la Muerte y por tanto soberano de Mandalore.

Sin embargo no todos los miembros de la Guardia aceptaron el nuevo liderazgo de los hermanos sith, apoyados sobre todo en el argumento de que Mandalore no podía estar gobernado por un forastero. Los rebeldes fueron dirigidos por Bo-Katan Kryce, lugarteniente del fallecido Pre Vizsla y hermana de la depuesta Duquesa Satine, iniciando una guerra civil en Mandalore que enfrentaba a los leales a Darth Maul, los supercomandos, y la Resistencia Mandaloriana, los lealistas de la Guardia de la Muerte.

Sucedió entonces un acontecimiento muy importante para el desarrollo de este nuevo conflicto. Bo-Katan y sus rebeldes lograron rescatar a la Duquesa Satine de la prisión el tiempo suficiente para que enviara un mensaje de auxilio al Consejo Jedi y a su amigo y aliado el maestro Obi-Wan Kenobi. Pero el Senado de la República Galáctica no autorizaría a la Orden Jedi intervenir en un planeta que seguía siendo neutral en las Guerras Clon, más aun teniendo en cuenta que los separatistas no estaban implicados en lo que estaba pasando. Y pesar de eso, Kenobi viajó en solitario a Mandalore para intentar rescatar Satine. Por desgracia ambos fueron capturados, desvelándose así que aquello fue un trampa orquestrada por Maul para capturar al jedi y por fin vengarse de él.

Una venganza que consumó asesinando a Satine ante la mirada impotente de Obi-Wan, la única mujer que había amado nunca. Y para hacerle más daño aún, Maul decidió no matar a Kenobi inmediatamente sino enviarlo a una celda para que se pudriera y, cito textualmente, se ahogara con su sufrimiento. Pero justo antes de que lo metieran en la cárcel, Bo-Katan y su resistencia lanzó un gran ataque en Sundari, capital de Mandalore, rescatando al maestro jedi y permitiendo que escapara rumbo a la República. Antes de irse, Bo-Katan le pidió a Obi-Wan que hablara a todos de lo que estaba ocurriendo allí, aunque eso provocara que la República invadiera Mandalore. Una invasión que eventualmente ocurrió.

Paralelamente a esto, Darth Sidius, maestro de Darth Maul, acudió a Mandalore para confrontar a su antiguo aprendiz y su hermano, algo que degeneró en un duelo a tres que tuvo como resultado la muerte de Savage Opress a manos del sable láser de Sidius y la captura de su hermano a manos del Lord Oscuro de los Sith. La historia de Maul continua en el cómic Darth Maul – Hijo de Dathomir que en resumen consiste en una serie de batallas en las que Maul y sus aliados se enfrentan tanto con el ejercito dróide liderado por el General Grievous y el Conde Dooku y el ejercito clon liderado por los caballeros jedi. En esas batallas, Maul logra escapar de los Sith y los Jedi, pero por el camino perdió el apoyo de sus aliados criminales y, tras una serie de derrotas, es forzado a retirarse a Mandalore con los supercomandos, los únicos partidarios fieles que le quedan.

Y así llegamos al final de las Guerras Clon, un conflicto que finalmente llegó a este planeta, aunque no se librara una batalla entre la República y la Confederación. El Asedio de Mandalore fue la ofensiva definitiva llevada a cabo por el Gran Ejército de la República para liberar a este planeta del yugo de Darth Maul y sus supercomandos. Una batalla que dentro de poco podremos disfrutar al llegar la última temporada de The Clone Wars a la plataforma Disney+ en febrero de 2020. Lo que sabemos ya sobre este acontecimiento es que coincide con el Episodio III y que resultó en la victoria de la República, que expulsó a Darth Maul del trono y que en un principio designó a Lady Bo-Katan Kryce como gobernante de Mandalore con el título de Regente.

Nos adentramos ahora en la Era Imperial, una época de la que sabemos muy poco de lo que ocurrió en los dominios mandalorianos. Tras el Asedio, la República, transformada ya en el Imperio Galáctico, ocupó Mandalore. Bo-Katan, como Regente de Mandalore, se negó a rendir pleitesía al nuevo Imperio, así fue expulsada del poder por el Clan Saxon, que colaboraba ​​con el Imperio. Gar Saxon se convirtió en Virrey y Gobernador del planeta en nombre del Emperador con los Super Comandos Imperiales como sus ejecutores personales que no eran más que guerreros con nuevas armaduras mandalorianas de estilo imperial. Igualmente el Imperio estableció una Academia Imperial en Mandalore para entrenar a los jóvenes como cadetes militares. En cuanto a los demás planetas que formaban parte del Espacio Mandaloriano, el regreso de las viejas costumbres implicó también que esas colonias, cada una gobernada por un clan, debían lealtad a aquel que se sentara en el trono de Mandalore, o como mínimo ser influenciados por dicho poder central. Esa influencia quedó demostrada cuando en Concord Dawn, donde se reunían los mejores guerreros, sus habitantes se convirtieron en mercenarios al servicio del Imperio. Liderados por el Protector Fenn Rau, se dedicaban a vigilar el espacio circundante e interceptar a cualquier enemigo del Imperio.

Finalmente unos 3 años antes del inicio de la Guerra Civil Galáctica, la incipiente Rebelión empezó a involucrarse con los mandalorianos. A partir de ahora tratamos lo que hemos visto en Rebels. Una de las celulas rebeldes, el Grupo Fénix, se encontraba en una situación complicada pues la flota imperial del sector Lothal había bloqueado casi todos los pasos por los que sus naves podían entrar o salir. Vieron que su única opción era el sistema Concord Dawn que sabían que era un colonia mandaloriana pero no que sus guerreros estaban alineados con el Imperio. Los rebeldes enviaron un escuadrón de Ala-A liderado por la capitana Hera Syndulla y Sabine Wren, pero cuando los Protectores Mandalorianos los identificaron como rebeldes empezó un combate entre ambos grupos. Del combate resultó gravamente herida la capitana Syndulla aunque logró escapar de vuelta con los rebeldes. Tras eso Sabine Wren y el Jedi Kanan Jarrus volvieron al sistema para realizar un reconocimiento y, si era posible, negociar con los Protectores. Pero estas negociaciones fracasaron y, tras una intensa confrontación, los rebeldes se las ingeniaron para capturar al lider mandaloriano Fenn Rau, consiguiendo así paso franco para sus naves a través del sistema Concord Dawn manteniendo como rehén al Protector.

El Imperio acabó enterándose de esto y como venganza el gobernador Gar Saxon fue a Concord Dawn y exterminó a los Protectores. Este hecho hizo que Fenn Rau acabara uniéndose plenamente a la causa de la Rebelión, pues comprendió que los rebeldes eran la mejor esperanza para lograr la liberación de Mandalore. Fue el mismo Rau quien, junto a Kanan Jarrus, ideó un plan para levantar un ejercito de mandalorianos que pudiera ayudar a la Alianza. La idea era usar el Sable Oscuro, que recientemente había sido recuperado de la guarida de Maul en Dathomir. Aquel sable era el símbolo de poder y liderazgo de la Casa Vizsla y la Guardia de la Muerte que Maul había ganado cuando derrotó en combate a Pre Vizsla. Si un mandaloriano lo blandía, podría reunificar a una de las casas más poderosas de Mandalore y ganarse la lealtad de los demás clanes, por eso Kanan empezó a adiestrar a Sabine Wren en el combate de espadas láser. Una vez acabado, fueron a Krownest, mundo natal de Sabine y dominio del Clan Wren para buscar el apoyo de su familia que estaba liderada por su madre la Condesa Ursa Wren.

En Krownest, Sabine y sus compañeros se enteraron de lo que había pasado desde que ella abandonara Mandalore y a su familia. Debido a la deserción de su hija menor, el Clan Wren perdió su posición en el capitolio, el hijo mayor tuvo que alistarse en los Super Comandos Imperiales de Gar Saxon e incluso mantuvieron al padre de Sabine retenido en la capital a modo de rehén, así el Imperio se aseguraba que el Clan Wren se mantuviera leal. A la Fortaleza Wren acudió entonces el Virrey Gar Saxon, la marioneta del Imperio en Mandalore, para llevarse el Sable Oscuro y a los rebeldes para ejecutarlos, una traición acordada con la condesa. Pero también pretendía llevarse a Sabine para que culminara en Mandalore su trabajo construyendo armas terribles destinadas para mantener subyugado Mandalore y a toda la Galaxia. Como eso no formaba parte del trato, los Wren se rebelaron empezando un combate muy intenso entre ambos bandos. Este culminó cuando Sabine Wren derrotó en combate singular a Saxon. Así, empezó una nueva guerra civil mandaloriana, que en un principio involucró a el Clan Wren contra el Clan Saxon con sus respectivos aliados. El Imperio, por supuesto, siguió apoyando a los Saxon, nombrando a Tiber Saxon, hermano del caído Gar Saxon, como nuevo gobernador. Una curiosidad es que ambos clanes en origen pertenecían a la Casa Vizsla, otra muestra de la caótica situación de Mandalore desde que subió al poder Darth Maul y luego el Imperio Galáctico.

El siguiente paso importante en esa guerra fue que los guerreros del Clan Wren viajaron hasta a Mandalore junto a sus aliados rebeldes para liberar a Alrich Wren, el padre de Sabine, de las garras del Imperio puesto que iban a ejecutarlo públicamente en la capital Sundari. En su ayuda acudió también Lady Bo-Katan Kryce junto a los guerreros de su clan. No sabemos exactamente que hizo desde que el Imperio la destituyó pero podemos suponer que se mantuvo en las sombras hasta que llegara el momento de alzarse de nuevo. Y el momento había llegado. En conjunto, el Clan Wren, el Clan Kryce y los rebeldes se infiltraron en el destructor estelar imperial atracado en Sundari para destruir a la Duquesa, una diabólica arma diseñada para atacar con una onda de energía al beskar, el acero mandaloriano, matando a todo aquel que llevara una armadura hecha con ese material. El Imperio sabía cuan importante son las armaduras para la sociedad mandaloriana en general y sus guerreros en particular, puesto que con esta arma lograrían subyugarlos definitivamente, una función similar a la de la Estrella de la Muerte. En la operación además acabaron también con la vida del gobernador Tiber Saxon.

La última noticia que tenemos de Mandalore es que Sabine Wren decidió entregarle el Sable Oscuro a Bo-Katan, puesto que la reconoció como la líder que lograría liberar y reunificar Mandalore. De este modo se conformó una nueva Resistencia Mandaloriana, que bajo el mando de la nueva Mand’alor Bo-Katan Kryce debía derrotar al Imperio Galáctico y a sus partidarios mandalorianos y expulsarlos de una vez por todas del reino. Junto a los Clanes Wren y Kryce, sabemos que en este nuevo movimiento figuraban los Clanes Eldar, Rook y Vizsla además de Fenn Rau y los Protectores Mandalorianos y, por supuesto, contaban con el apoyo de la Alianza para Restaurar la República.

La gran incógnita ahora mismo es si en The Mandalorian rellenarán los huecos de la historia de Mandalore, puesto que no sabemos como acabó la revolución de los mandalorianos en contra del Imperio. Personalmente no tengo dudas de que Mandalore resultó victorioso, pero temo que las consecuencias de esa guerra fueran devastadoras para su pueblo. Las respuestas a estas y otras preguntas nos aguardan en The Mandalorian, que estará disponible en el estreno de Disney+ en Estados Unidos el próximo martes a las 15:00 (hora española).

Deja un comentario