¿Quién es Cad Bane?

Star Wars ha entrado en una nueva época. Lejos han quedado los años en los que los productos del Universo Expandido figuraban como un mero complemento sin apenas relevancia en los productos audiovisuales. The Book Of Boba Fett es la gran prueba de ello, pues en dicha serie hemos tenido la oportunidad de ver en acción real a personajes nacidos en cómics, novelas o series de animación. Si no has visto The Clone Wars es probable que te estés preguntando quién es ese misterioso vaquero de piel azul que surge de las profundidades del desierto y por qué la gente está tan emocionada con su aparición.

Pues se trata ni más ni menos que de Cad Bane, un cazarrecompensas Duros creado por el director del sexto capítulo de The Book Of Boba Fett, Dave Filoni, para la ya mencionada serie de animación. Si quieres conocer su historia de primera mano en orden cronológico, puedes echarle un vistazo a los siguientes capítulos de The Clone Wars y The Bad Batch, aunque ahora más que nunca te recomendamos disfrutar de ambas series al completo:

  • The Clone Wars 2×01 – «El Robo del Holocrón»
  • The Clone Wars 2×02 – «Cargamento de Perdición»
  • The Clone Wars 2×03 – » Los Niños de la Fuerza»
  • The Clone Wars 3×08 – «Planes Maignos»
  • The Clone Wars 1×22 – «Rehenes»
  • The Clone Wars 3×09 – «A la Caza de Ziro»
  • The Clone Wars 4×15 – «Decepción»
  • The Clone Wars 4×16 – «Amigos y enemigos»
  • The Clone Wars 4×17 – «La Caja»
  • The Clone Wars 4×18 – «Crisis en Naboo»
  • The Bad Batch 1×08 – «Reunión»
  • The Bad Batch 1×09 – «Recompensa perdida»

Una vez hecha esta introducción pasaremos hablar de toda la historia de este afamado cazarrecompensas de diseño tan llamativo. Por tanto, a partir de ahora el artículo incluirá spoilers de The Clone Wars y The Bad Batch. Si lo lees hasta el final, descubrirás las hazañas que convirtieron a Cad Bane en el mejor cazarrecompensas de la galaxia.

¡Atención spoilers!

El nacimiento de la leyenda

Cad Bane a su servicio. Acepto cualquier encargo… Por un precio justo.

Según el libro de referencias Star Wars: Scum and Villainy: Case Files on the Galaxy’s Most Notorious, Cad Bane nació en el planeta Duro en el año 62 ABY. Durante su juventud, aprendió el oficio de cazarrecompensas de la mano de Jango Fett. Pese a que en un futuro se caracterizaría más como un lobo solitario, lo cierto es que durante sus primeros años solía trabajar en un grupo fijo. Sin embargo, poco antes de la Batalla de Naboo, ya solo quedaba junto a él un Chadra-fan apodado Tek-Tek.

Ya en esta época Bane empezaría a vestir con su indumentaria única que lo distingue de cualquier otro cazarrecompensas de la galaxia: su sombrero vaquero, su cazadora con capa y sus tubos de respiración. Por cierto, este aparato respiratorio externo le permite ser resistente a algunos poderes Jedi como el estrangulamiento de la Fuerza, el cual consiste en cerrar las vías respiratorias del enemigo. Además, también equiparía un gran repertorio de armas entre las cuales se incluyen 2 blasters LL-30, lanzalátigos, lanzallamas y electroguanteletes.

Cad Bane y Ojos de Ángel.

Abriendo un paréntesis, este peculiar diseño que le caracteriza está basado en todo un clásico del cine. Y es que según se confirmó en un artículo de la web oficial de Star Wars, Cad Bane está inspirado ni más ni menos que en Ojos de Ángel, también conocido como El Malo, personaje interpretado por Lee Van Cleef en la película El bueno, el feo y el malo.

Contratado por los Sith

Para los tiempos de la Batalla de Naboo, Cad Bane ya se había ganado una reputación como uno de los mejores cazarrecompensas de la galaxia. Además, con la fama también adquirió su personalidad confiada y su soberbia. Por ese mismo motivo, Darth Maul decidió contratarle junto a Aurra Sing y Vorhdelio para localizar el lugar de celebración de una subasta secreta en la que la traficante Xev Xrexus tenía la intención de vender a una Padawan Jedi.

La primera aparición conocida de Bane, Star Wars – Darth Maul.

Los cazarrecompensas y Maul lograron robar una invitación a la subasta perteneciente a la Banda de Haddrex, de Nar Shadda. Una vez allí, se infiltraron en la nave de los ganadores de la subasta y se hicieron con su presa. Lo que no podían imaginar es que todo se trataba de una farsa montada por Xerxus, quien ordenó derribar la nave, la cual tuvo que aterrizar sobre la luna de Drazkel, y abrió una cacería entre los participantes a la subasta para recaudar un mayor beneficio.

En el lugar mencionado el Sith se enfrentó a la Padawan saciando su odio personal mientras Bane y compañía se deshacían de toda la escoria mandada en su búsqueda. Después de que el Duros emplease su clase para eliminar a unos Trandoshanos, los cazarrecompensas recogieron a Maul y cobraron su pago acordado.

Al servicio de Darth Sidious

No sabemos qué misiones pusieron a prueba a Cad Bane durante los años previos a las Guerras Clon, pero cuando dicho conflicto empezó el Duros ya era el cazarrecompensas con mejor reputación de la galaxia. No es de extrañar pues, que el mismísimo Darth Sidious confiase en él para robar un holocrón del Templo Jedi. Específicamente, el Sith quería el necesario para leer el Cristal de memoria Kyber, una gema que contenía una lista de niños sensibles a la Fuerza. El Señor Tenebroso planeaba formar un ejército de guerreros del lado oscuro.

Cad Bane, experto en pasearse ante las narices del enemigo.

Bane contrató a la cazarrecompensas Cato Parasitti para que le ayudase en su trabajo. Parasitti era una Clawdite, y la habilidad innata para cambiar de apariencia de los miembros de esta especie la convertía en la compañera perfecta para infiltrarse en el templo y bloquear sus sensores. Para hacer esto posible, asumió la apariencia de Ord  Enisence, un Jedi al que el propio Bane había asesinado. Con los sensores caídos, Bane se infiltró en el Templo y se abrió paso hasta la cámara de los holocrones. Ahí encontró su botín y escapó del templo haciéndose pasar por Jedi, no sin antes usar como bomba a su droide, TODO-360, para causar una distracción.

Cazando Jedi

Ya con el holocrón en sus manos, Bane tomó posesión de un contingente del Ejército Separatista y capturó a Bolla Ropal, guardián del Cristal de memoria. El cazarrecompensas torturó al Maestro Jedi tratando de persuadirle para abrir el holocrón. Sin embargo, Roppal murió durante el interrogatorio. Esto suponía un inconveniente, pues los holocrones solo pueden ser abiertos por un individuo sensible a la fuerza. Por suerte para Bane, el General Skywalker y su Padawan, Ahsoka Tano, llegaban para abordar la nave en ese preciso momento.

Solo la actuación heroica de Anakin evitó que Cad Bane liberase a Ahsoka al vacío del espacio.

Tras un primer enfrentamiento entre clones y droides a bordo de su destructor, Bane fue capaz de separar a los Jedi y capturar a Ahsoka mediante el uso de su electroguantelete. Con la amenaza de matar a su Padawan, persuadió a Anakin para abrir el holocrón. Skywalker atacó a Bane aprovechando la apertura del dispositivo, pero el cazarrecompensas se las apañó para escapar ileso. No obstante, ese no seria su último encuentro, pues el Duros huiría de la nave en la misma lanzadera de los Jedi bajo la armadura de un soldado clon. Para cuando Anakin y Ahsoka se dieron cuenta ya era demasiado tarde; el cazarrecompensas huyó delante de sus narices.

Haciendo el trabajo sucio

Cad Bane eligió a 4 niños de la lista descifrada por Anakin para raptarlos y llevarlos ante Sidious en sus instalaciones de Mustafar. En uno de los secuestros tuvo que superar la oposición del Maestro Kenobi, pero una vez más se salió con la suya. Menos suerte tuvo en Naboo, donde Anakin y Ahsoka ya le estaban esperando.

Capturado por los Jedi, el cazarrecompensas demostró su enorme voluntad al resistirse a un interrogatorio en el cual Windu, Anakin y Obi-Wan intentaron sacarle información mediante la fuerza. No solo resistió, si no que además fue capaz de engañarles. En lugar de conducirles a Mustafar, guió a Obi-Wan y a Windu hasta el lugar donde conservaba el holocrón, el cual resultaría ser una trampa que le sirvió al Duros para escapar. Por suerte para los Jedi, Anakin y Ahsoka lograron encontrar a los niños capturados después de registrar el depósito de combustible de la nave de Bane, el Sangre de Xanadú.

Al servicio de Jabba

Poco tiempo después, Cad Bane fue contratado por los Hutt para sacar a Ziro el Hutt de la cárcel y llevarlo a Nal Hutta. Para ello, su plan fue capturar a varias decenas de senadores de la República y exigir la liberación del preso como rescate. El Duros siempre se ha caracterizado por medir sus planes al milímetro, y para preparar el golpe primero obtuvo los planos del Senado de la memoria de R2-D2, el droide de la senadora Amidala. Posteriormente reunió un equipo de cazarrecompensas, entre los que se encontraba Aurra Sing, para que le ayudasen en su misión.

Bane no tuvo reparos en ejecutar al Senador de Malastare, el único que osó a resistirse al secuestro.

Bane y su equipo entraron en el corazón de la República por la puerta principal, eliminando a varios guardias en el acto. A continuación, aprovechó una reunión en el ala este del edificio para capturar a sus poderosos rehenes. Uno de los capturados, aunque este con más resistencia, fue Anakin Skywalker, quien se encontraba en el Senado visitando a Padmé. Como no podía ser de otra forma, su plan dio resultado y el canciller accedió a liberar a Ziro a cambio de la liberación de los rehenes. Eso si, Bane nunca se ha caracterizado por ser un hombre honrado y solo la actuación del Jedi evitó que los explosivos dejados por los cazarrecompensas en su huida causasen una tragedia.

Al servicio de los Hutt

Bane entregó al prisionero a los Hutt, quienes guardaron a Ziro bajo custodia para evitar que destapase los trapos sucios de su consejo. Sin embargo, no pasaría mucho tiempo hasta que la famosa cantante Sy Snootles, amante del Hutt, liberase a Ziro. Obviamente, el Consejo Hutt mandó a Bane tras la pista de los fugitivos.

Siguió su rastro hasta Teth, donde encontró a Ziro muerto, traicionado por su amante. En cambio, si que encontró vivos a Quinlan Vos y a Obi-Wan Kenobi, quienes también iban tras la pista del Hutt. El cazarrecompensas se enfrentó a ambos aprovechando las ventajas del terreno escarpado y empleando todo su repertorio de armas. Durante el combate, fue capaz de desarmar a Vos y neutralizar a Kenobi usando su elctroguantelete. Aún así, finalmente se vio obligado a abandonar la batalla debido a su inferioridad numérica.

El Duros no temía al enfrentamiento con los Jedi.

Ayudando a Moralo Eval

En algún momento durante las Guerras Clon el criminal despiadado Moralo Eval fue encarcelado en Coruscant. Eval se caracterizaba por su brillante mente táctica, por lo que fue contratado por el Conde Dooku para secuestrar al Canciller Palpatine. Para poder realizar su misión, contrató a Bane para sacarlo de prisión.

Obi-Wan, Moralo Eval y Cad Bane.

Bane se dejó capturar por la República con tal de infiltrarse en prisión. Gracias a una pelea masiva en el comedor, la cual el propio de Bane había orquestado, él y Eval escaparon a través del crematorio. Sin embargo, a ellos se les unió Obi-Wan Kenobi, quien se infiltró en prisión bajo la identidad del cazarrecompensas Rako Hardeen para desenmascarar los planes del criminal.

La Caja y el secuestro del Canciller

Debido a sus sospechas, Bane intentó deshacerse de Kenobi, sin éxito, durante una parada en Nal Hutta. En ese mismo lugar el cazarrecompensas tuvo un breve enfrentamiento con Anakin Skywalker. Finalmente siguieron su camino hasta Serenno, donde les esperaba el Conde Dooku. Una vez allí, Bane y el Jedi encubierto fueron invitados a participar en La Caja, un concurso diseñado por Eval para formar el equipo que le ayudaría a secuestrar al canciller. En él, los mejores cazarrecompensas de la galaxia se enfrentaron a pruebas de dificultad mortal, donde solo los mejores saldrían con vida.

Maul, Dooku y Sidious. Bane era el cazarrecompensas favorito de los Sith.

Como no podía ser de otra forma el Duros y el Jedi estuvieron entre los seleccionados para secuestrar al canciller en Naboo. De hecho, Bane fue escogido como líder de la misión. Pese a que Obi-Wan fue capaz de desbaratar su plan inicial, el cazarrecompensas se las arregló para secuestrar al Canciller empleando un holograma de sombras. No obstante, los Jedi lograron alcanzarle y acabó en prisión.

El duelo con Boba Fett

En algún momento a finales de las Guerras Clon, Bane escapó de su encarcelamiento y ejerció temporalmente como mentor de Boba Fett. Sin embargo, la ambición y reputación crecientes del vástago de Jango acrecentó la tensión entre ambos. Todo ello desembocó en un duelo a muerte al más puro estilo western. Como resultado del enfrentamiento, Bane recibió un disparo en la cabeza que presumiblemente acabó con su vida; el que recibió Boba, causó la mítica abolladura de su casco.

Solo el Beskar salvó a Boba Fett de la infalible puntería de Cad Bane.

Cabe mencionar que esta escena sucedió en un capítulo de The Clone Wars que nunca llegó a ver la luz debido a su cancelación. Por tanto, oficialmente esto no es canon. La posterior aparición de Bane en The Bad Batch sugiere no solo que este enfrentamiento sucedió de verdad, si no que confirma que sobrevivió a él. En dicha serie, Bane lleva una placa metálica justo en el lugar donde recibió el disparo.

El regreso

Durante los primeros años de la era imperial, Cad Bane fue contratado por el primer ministro de Kamino, Lama Su, para capturar a la clon fugitiva Omega. La raptó en Bracca tras dejar inconsciente al mentor de Omega, Hunter, tras uno de los duelos que tanto le gustan al cazarrecompensas. Siguiendo las órdenes de Lama Su, llevó al activo al complejo abandonado de Bora Vio.

Ya en sus inicios Fennec Shand demostró ser una mercenaria habilidosa saliendo con vida de un enfrentamiento con Cad Bane.

Bane no pudo completar su tarea, pues en Bora Vio lo estaba esperando Fennec Shand, la famosa asesina del Borde Medio, quien fue contratada por la también Kaminiana Nala Se para evitar la captura de la niña. El duro combate entre ambos terminó en tablas, y mientras se daba la Fuerza Clon 99 llegó al lugar para rescatar a Omega.

¿Qué fue de Cad Bane?

Los años previos del cazarrecompensas hasta su estelar aparición en Tatooine son totalmente desconocidos. El único dato conocido es que durante los años previos a la Guerra Civil Galáctica llegó a enfrentarse con la mandaloriana Sabine Wren, quien posteriormente lo recrearía en sus pinturas. Por cierto, para su aparición de The Book of Boba Fett el Duros ya ha superado los 71 años.

¡Más WookieeNews en redes sociales!

Síguenos en Twitter, donde podrás conocer todas las noticias de Star Wars rápidamente. También te puede interesar el canal de avisos de Telegram, recibirás notificaciones de los nuevos artículos. Únete a la conversación en Discord. ¡Hacemos directos hablando de Star Wars! ¿Dónde? ¡En nuestro canal de Twitch! ¿Transmisión? ¡Fulcrum! No te pierdas nuestro podcast de Star Wars!

VictorJPerico
VictorJPerico
«La paz es una mentira, solo hay pasión. Con la pasión, obtengo fuerza. Con la fuerza, obtengo poder. Con el poder, obtengo victoria. Con la victoria, mis cadenas se rompen. La Fuerza me liberará.»

Deja un comentario