El universo de Star Wars es fascinante y muy complejo, cada día amplía sus horizontes y nos muestra más historias increíbles. No es descabellado pensar que muchas de las cosas que nos muestra la saga son en realidad una adaptación de un hecho real.

Un claro ejemplo de esto es la influencia de la Alemania nazi a la hora de dar forma al Imperio Galáctico, sobre todo en lo que se refiere a un régimen totalitarista y centrado en la eficiencia. Además, podemos apreciar cierta influencia en el diseño de los uniformes imperiales y el nombre de sus tropas de élite, los Stormtrooper (Sturmtruppen durante la Primera Guerra Mundial). Otro ejemplo de este tipo de fenómenos es La Fuerza, esa gran desconocida incluso para el Gran Maestro Yoda, el cual reconoce que la Fuerza en sí misma es un misterio; en este caso podríamos hablar de la influencia de corrientes filosóficas y religiosas como el budismo.

Sin más preámbulos, hablaremos del que probablemente sea el hecho histórico que más haya influenciado a Star Wars: La Guerra de Vietnam.

Lo que ocurrió

Para comprender cómo este conflicto influye en el universo de Star Wars es necesario conocer su trascurso, pero a continuación podrás leer un breve resumen muy simplificado que te ayudará a situarte.

La Guerra de Vietnam (1955-1975) fue un conflicto que enfrentó a los Estados Unidos con los aliados de Unión Soviética, con la cual Estados Unidos mantenía un enfrentamiento político muy delicado para el mundo entero, llamado la Guerra Fría.

Simplificando mucho los hechos, Estados Unidos pretendía evitar que un gobierno comunista tomara el poder en Vietnam, por lo que dicho país comenzó a enviar tropas al país asiático para evitarlo. No sería tarea fácil, ya que la Unión Soviética lucharía por lo contrario y le apoyaban países como China.

Al principio, la guerra comenzó bien para Estados Unidos, con la mitad sur del país en su poder, pero el Viet Cong (lo que podríamos llamar el ejército de la Vietnam comunista) les hizo frente de tal forma que la guerra se convirtió en una de las más sangrientas que se recuerda. Fue una guerra muy documentada, por lo que muchas imágenes crudas dieron la vuelta al mundo, provocando que millones de personas en todo el planeta exigieran el fin de la guerra, como es el caso de los hippies.

Protestas en Estados Unidos ante la sangrienta guerra que se libraba en Vietnam.

Tras unas dos décadas de encarnizada lucha, Estados Unidos comenzó a perder una serie de lugares estratégicos gracias al conocimiento de los vietnamitas del norte del país, el cual era desconocido para los americanos. Finalmente, el presidente Nixon fue elegido como presidente, comenzando una serie de bombardeos masivos y una retirada de efectivos, que acabó con la retirada de todas las tropas norteamericanas de Vietnam, país que se unificó en uno solo (al contrario que Corea), con un único gobierno comunista. Los fallecidos en esta guerra ascendieron a más de 6 millones, y más de la mitad eran civiles.

La influencia en Star Wars

Tras este breve (y espero que interesante) resumen, toca preguntarse ¿cómo afecta todo esto al universo de Star Wars? Pues de muchas formas, ya que la Guerra de Vietnam inspiró en gran medida a George Lucas durante la trilogía original, sobre todo durante Episodio VI: El Retorno del Jedi.

En primer lugar, podríamos encontrar un gran parecido entre los dos campos de batalla en los que se desarrollan ambas guerras. El Imperio Galáctico combatió en la luna boscosa de Endor, un territorio que los rebeldes supieron usar mucho mejor ganándose también el apoyo de los Ewoks, unos seres que los imperiales consideran inferiores. Gran parte del fracaso norteamericano en esta decisiva derrota residió en este hecho, pues el campo de batalla era tan desconocido como desventajoso.

La superficie de Endor era un terreno extremadamente abrupto donde desplegar vehículos imperiales no era tarea fácil.

El hecho de que los ewoks fueran criaturas que a primera vista parecen inofensivas es importante, ya que, al igual que en dicha guerra, Estados Unidos se enfrentó en gran medida a granjeros locales escasamente armados que recibieron el apoyo de un ejército más especializado (representados mediante los rebeldes). Por tanto, podríamos entender a los ewoks como una metáfora muy acertada por parte de George Lucas, que trata de representar la gran fuerza del imperio puesta a prueba por unos seres que combaten con palos y piedras pero que finalmente resultan los vencedores.

Gracias a su conocimiento del terreno, los ewoks escondieron trampas en el campo de batalla de forma similar a los soldados del Viet Cong. 

También podríamos hablar sobre uno de los personajes más icónicos y sobre todo más poderoso de la galaxia: el emperador Palpatine. Si os preguntasen quién es el ser humano con más poder en el planeta, seguramente muchos pensaríais en el presidente de los Estados Unidos (o en Mark Hamill, que es uno con la Fuerza). El presidente Nixon se representa en Star Wars mediante un personaje oscuro, malvado y con un poder casi inimaginable. El emperador Palpatine puede ser entendido como una caricatura del propio Richard Nixon, que, cegado por su ansia de poder, se convierte en un monstruo para la opinión pública.

Tras la derrota en Vietnam, Estados Unidos (el Imperio Galáctico) se vio derrotado por primera vez, algo que provocó el desmoronamiento en parte de un sistema imperialista y la destitución de Nixon como presidente (unido al escándalo Watergate). Teniendo esto en cuenta, Star Wars simplifica un poco este hecho y señala la derrota en Endor como el fin del emperador y del propio imperio.

¿Quiénes son entonces los vencedores? Claramente los vencedores tras la caída del imperio no son solo los rebeldes, sino también los ewoks y todos los sistemas en los que la tiranía del imperio se hacía vigente. Los vencedores son los amantes de la paz, aquellos que no buscan la victoria de ningún bando, sino todos aquellos que pretenden vivir de nuevo en un régimen más democrático, menos imperialista y en el que reine la paz. George Lucas logra transmitirnos de forma muy sutil una crítica hacia un suceso real, quizás dándonos a entender que algún día la palabra guerra será parte de la ficción.

1 Comentario

Deja un comentario